Añadiendo al carrito...

Seguir comprando
Finalizar compra

Ácidos Grasos y Omegas

> Mostrar Filtros
Propuestas Valor
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
  6. ...
  7. 16

Ácidos grasos y omega

¿Qué son los ácidos grasos? ¿Cuáles son los beneficios de comprar ácidos grasos online? ¿Por qué debemos confiar en Farmacia Ribera para poder llevar a cabo la compra de ácidos grasos? Estas son solamente algunas de las dudas más comunes cuando acuden clientes a nuestra farmacia, tanto de manera física como online, y desean llevar a cabo la cobertura de todas sus necesidades. Pero desconocen las propiedades con las que cuentan este tipo de productos.

Conscientes de esta situación, y con el objetivo de poder ofrecer una respuesta satisfactoria a todas las personas que se encuentren interesadas en este tipo de productos, es importante que tengamos en cuenta que disponemos de una gran cantidad de expertos en este tipo de cuestiones. Por lo que, en cuanto te surgen las primeras dudas acerca de esta cuestión, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Te responderemos en todo lo que necesites para poder asegurar en todo momento la cobertura de todas tus necesidades.

Además, recuerda que en Farmacia Ribera envíamos en 24 horas a España. O, en el caso de que seas de Valencia, te podemos realizar la entrega en apenas dos horas. Por lo que siempre podrás tener todos los productos que necesitas al alcance de tu mano. 

 

¿Qué Son Los Ácidos Grasos?

Los ácidos grasos son un grupo de compuestos alifáticos carboxílicos que contienen dos o más grupos carboxilo terminales. Se encuentran en el cuerpo en forma de grasas. La mayoría de ellos están saturados, mientras que otros son ácidos monoinsaturados, poliinsaturados y trans grasos trans. La estructura básica de un ácido graso es una cadena de carbono con un grupo carboxilo en un extremo y un grupo R en el otro. Estos se llaman ácidos grasos esenciales, porque son necesarios para la salud humana, pero no se sintetizan en el cuerpo y deben obtenerse de los alimentos.

Existen diferentes tipos de ácidos grasos, cada uno de los cuales tiene diferentes beneficios. Si bien los ácidos grasos omega-3 han sido ampliamente publicitados, los ácidos grasos omega-6 han recibido menos atención. Afortunadamente, ambos son importantes y están obligados a mantener la salud adecuada. El cuerpo humano puede sintetizar solo tres tipos de ácidos grasos: ácidos grasos omega-3 y omega-6. Además de esto, hay algunos otros tipos de ácidos grasos, incluidos omega-9 y ácido linoleico.

Los ácidos grasos son ácidos carboxílicos de cadena larga con dobles enlaces. Pueden estar ramificados o no ramificados, y pueden ser saturados o insaturados. Sin embargo, hay algunas especies de ácidos grasos que no se encuentran en el cuerpo humano, y estas se conocen como monoinsaturadas y poliinsaturadas. Entonces, ¿cómo se diferencian entre sí? ¡Siga leyendo para obtener más información sobre ellos!

 

Ácidos grasos para reducir inflamaciones

La investigación ha demostrado que los ácidos grasos dietéticos pueden ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo. Algunos de estos ácidos grasos pueden influir directa o indirectamente en la expresión de genes y vías de señalización. Específicamente, pueden afectar la fluidez de las membranas celulares y pueden interferir con ciertos sistemas de receptores. Estos ácidos grasos tienen varios beneficios potenciales para la salud. Este artículo discutirá algunos de los beneficios de los ácidos grasos y su capacidad para reducir la inflamación.

La inflamación es un proceso complejo que contribuye a muchas enfermedades humanas. Es el resultado de una interacción compleja entre varios tipos de células, mediadores químicos e interacciones. En este artículo, analizaremos los aspectos metabólicos y nutricionales de los ácidos grasos omega-3. La EPA y el DHA son dos tipos de ácidos grasos N-3 que se encuentran en los suplementos de aceite de pescado aceitoso. Estos ácidos grasos son particularmente efectivos para inhibir la inflamación al disminuir la quimiotaxis de leucocitos y la expresión de la molécula de adhesión.

 

Colesterol bajo

Comer una dieta rica en ácidos grasos se asocia con un menor riesgo de enfermedad cardíaca, siempre que contenga niveles saludables. Las grasas saturadas se encuentran en muchos alimentos, incluidos los productos de carne y lácteos. El aceite de coco, el aceite de palma y la mantequilla de cacao también son ricas fuentes de grasas saturadas. La American Heart Association recomienda limitar la cantidad de grasas saturadas en la dieta a menos del 6% de las calorías diarias.

El tipo de grasas que comemos también puede tener un efecto significativo en nuestros niveles de colesterol. Deberíamos reemplazar las grasas malas dañinas con buenas saludables. Si bien limitar las grasas malas puede ser una tendencia de dieta popular, se ha demostrado que las grasas buenas reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares y accidente cerebrovascular, y ayudan a prevenir la aterosclerosis. Por esta razón, es importante limitar la cantidad de grasas trans y consumir más grasas monoinsaturadas.