Añadiendo al carrito...

Seguir comprando
Finalizar compra

Omega 3-6-9

> Mostrar Filtros
Propuestas Valor

Omega 3-6-9

El omega 3 es un aceite graso esencial, esto quiere decir que nuestro cuerpo no lo produce y por lo tanto debemos adquirirlo por otras vías, como en algunos alimentos de nuestra dieta diaria, los cuales deben ser incorporados para poder disfrutar sus múltiples beneficios. Existen tres tipos de ácidos grasos omega 3, el ácido alfa-linolénico (AAL), el ácido eicosapentaenoico (AEP) y el ácido docosahexaenoico (ADH). El primero, AAL, se consigue en soja, nueces, canola y semillas de lino; el segundo, AEP, se encuentra en pescados aceitosos, sardina, salmón, arenque, entre otros, y, finalmente, el ADH tiene presencia al igual que el AEP en pescados ya nombrados, en la caballa o mediante la fermentación de las algas. Este tipo de omega juega un importante rol en el funcionamiento cerebral y puede prevenir la enfermedad cardiovascular. También sirve para tratar el asma, osteoporosis, degeneración macular, hipertensión, colesterol alto, artritis, diabetes, entre otros. El omega 6, al igual que el omega 3, es una grasa poliinsaturada, por lo tanto, tampoco puede ser producida naturalmente por el organismo humano. Se debe comer el doble de omega 6 con respecto al omega 3, las mejores y más saludables fuentes de omega 6 son las nueces, semillas y granos, al igual que vegetales verdes, como la lechuga, brócoli y algas. Existen dos tipos de ácido graso omega 6, el ácido linoleico (AL) y el ácido araquidónico (AA). El primero lo podemos encontrar en el maní, la semilla de algodón y en la fibra de arroz. El ácido araquidónico, por su parte, se consigue en carnes rojas, huevos o productos lácteos. Este omega ayuda a evitar que suba la presión arterial, además, reduce el exceso de colesterol malo (LDL) y controla el azúcar en el torrente sanguíneo. Sin embargo, estos beneficios solo aparecen si se consume con moderación y en la proporción correcta junto con el omega 3. El omega 9, a diferencia de los anteriores, es un ácido graso monoinsaturado, también conocido como ácido oleico y se produce naturalmente por el cuerpo cuando hay suficientes ácidos grasos esenciales de omega 3 y 6. Tiene propiedades antiinflamatorias, ya que es rico en antioxidantes, por lo cual, ayuda prevenir el cáncer, protege al corazón y retarda el envejecimiento de las células. Podemos encontrar el omega 9 en aguacates, pistachos, aceite de oliva, entre otros alimentos. La combinación del omega 3, 6 y 9 genera en el organismo un conjunto de beneficios altamente favorables para la salud.

Belén Julve

Técnica en Farmacia.
Especialista en Medicina Natural.