Añadiendo al carrito...

Seguir comprando
Finalizar compra

Naranja De Sangre

> Mostrar Filtros
Propuestas Valor

Naranja De Sangre

Su peculiar nombre comercial la hace una fruta interesante. Deliciosa y nutritiva la naranja de sangre está presente para saborizar y colorear los más geniales platos y repleta de antioxidantes, vitamina C y ácido fólico para energizar y endulzar tu vida. Conoce más de esta variedad aquí. Roja como la sangre, dulce como la naranja La naranja de sangre es una variedad de la naranja común. Llevada a Europa por los árabes, los portugueses y genoveses mejoraron su variación y el clima mediterráneo la hizo suya. Muy presente en la cocina de la península ibérica y mediterránea en general, la naranja de sangre es muy utilizada por su sabor agridulce y como complemento para adornar y brindarle un toque especial a platillos y bebidas. Un poco más pequeña que las naranjas convencionales, con la cáscara más gruesa y cargada de sabor y antioxidantes, la naranja de sangre es muy común en la preparación de zumos y por su color cerúleo es un poco parecido a la toronja. Es refrescante, tónica, astringente y está cargada de flavonoides, hierro, zinc, ácido fólico, fibra y contiene altas dosis de vitamina C. Un poderoso antioxidante Como ya es sabido, la familia de los cítricos contiene antioxidantes que combaten la acción de radicales libres, promueven el correcto funcionamiento de las conexiones neuronales, atrasan el envejecimiento, regenera tejidos, promueve la renovación celular además de que provee al cuerpo de nutrientes y vitaminas. Es muy común en Europa y es una fruta muy versátil. Sus usos abarcan la cocina, la medicina, la artesanía, la industria farmacéutica y la industria química. Puede ser consumida fresca, en zumos y tinturas, en tizanas, en ensaladas, en infusiones acompañado de hierbas, todo se aprovecha de esta fruta inclusive su cáscara que sirve para darle un toque peculiar a comidas dulces y saladas. El extracto se usa en la industria cosmética para enriquecer cremas y lociones corporales, como tratamiento homeopático, como blanqueador y su delicioso aroma está presente en muchos productos de uso cosmético. Una naranja con muchos seguidores Debido a su valioso aporte nutricional, grandes y chicos disfrutan de este fruto. Su pigmentación es causada por la presencia de antocianina, un antioxidante que es de mucha ayuda en el tratamiento de problemas del corazón, en la regulación del colesterol y promueve la disminución de los triglicéridos. Aporta importantes beneficios a las personas que padecen cáncer ya que promueven la regeneración celular y previene la aparición de células cancerígenas. Es coadyuvante en el tratamiento de enfermedades degenerativas como la diabetes, el alzheimer, el parkinson y otras. Evita el envejecimiento prematuro y es un tónico sanguíneo. Sus múltiples propiedades antioxidantes lo hacen un alimento ideal para tratar incluso la depresión, la irritabilidad, la ansiedad y trastornos mentales. Su alto contenido de vitamina C y ácido fólico ayuda a embarazadas a preservar la salud del feto y nutrirse en general. Más usos Es un ingrediente indiscutible de la cocina mediterránea, endulza carnes, pollos y pescados y es protagonista de gelattos y bebidas azucaradas y alcohólicas. También es complemento ideal de tés e infusiones y como zumo es excelente para el calor. También se encuentra en refrescos como tizanas y tinturas y puede ser combinado con otras frutas para hacer combinaciones, smooths y tragos con valor energético e hidratantes. Es recomendado para deportistas y personas de todas las edades. Si bien es una fruta que está presente entre los meses de febrero y marzo en la península ibérica puede encontrarse hasta finales del mes de mayo. Resulta muy exótica en América del norte, donde su consumo está muy extendido por su coloración. Pinta de rojo tu salud y consúmela ya.

Belén Julve

Técnica en Farmacia.
Especialista en Medicina Natural.