Añadiendo al carrito...

Seguir comprando
Finalizar compra

Melisa

Farmacéuticos profesionales.
Asesoramiento especializado.
Amplio catálogo al mejor precio.
> Mostrar Filtros
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5

Melisa

El mundo de las plantas es muy extenso, pero se profundizara un poco en una plan no muy conocida la melisa. La melisa también llamada bálsamo de limón, es una planta aromática y medicinal que pertenece a la familia de las labiadas. Puede alcanzar hasta un metro de alto y sus flores son pequeñas y blancas. Esto se debe a que es un cítrico y tiene características refrescantes, al igual que su sabor. Desde tiempos antiguos, la melisa se ha usado en la medicina naturista como una infusión para aliviar diferentes problemas y malestares, esto es gracias a sus beneficios analgésicos y estimulantes. Esta planta se utiliza además, para tratar la ansiedad y los nervios como un relajante de origen natural, con olerla, su aroma a limón se siente muy intenso y ayuda a tranquilizar el ánimo, antiespasmódico, gases que producen hinchazón, ayuda a evitar el asma, disminuye ciertos dolores, ayuda en los resfriados, ayuda a controlar la tensión arterial, disminuye el dolor cervical lumbar. Seguramente tendrá muchos más beneficios por descubrir. También se utiliza desde el siglo XVII en forma de Agua del Carmen, agua de melisa o toronjil, que es un licor con propiedades sedantes que elaboraban los monjes de los Carmelitas Descalzos. Se puede consumir de manera sencilla aquí está la preparación del té: • Introduce las hojas en el agua hirviendo durante unos 10 minutos. • Cuela y vierte. Agrega una ramita de hojas frescas si quieres. • Endulza si quieres. Agrega miel o jugo de limón para endulzar a tu gusto. Usos culinarios: seca aromatiza el té verde y el mate y, escarchada, recubre los pasteles. Se utiliza en los rellenos y en las salsas de los platos de carne de caza. En Europa central la melisa se utiliza para aromatizar bebidas dulces. Se puede utilizar en cualquier plato que lleve zumo de limón y, gracias a ella, el sabor quedará más acentuado. Para conseguirla es muy sencillo en tiendas naturistas, existen variadas presentaciones la planta, miel, caramelos, pastillas, gotas, es muy bueno esto para que de acuerdo al gusto de cada persona se pueda consumir. También se han encontrado algunos efectos adversos, sobre todo a causa de dosis inadecuadas, por excesivas o por reacciones alérgicas a sus componentes, como por ejemplo gastroenteritis, náuseas, vómitos y dolor abdominal, aunque esto solo se produce de manera excepcional. Cultivar melisa en casa, tenemos dos opciones para hacerlo: a través de semillas o por división, es decir, separando matas de alguna otra planta. Así pues, en caso de que podamos conseguir algún esqueje de melisa, su multiplicación será más rápida. De lo contrario, la época idónea para la germinación de semillas de melisa será en primavera o verano, puesto que necesitan calor para brotar correctamente; así pues, deberás plantar las semillas en almácigas para después trasplantarlas a una maceta o directamente sobre el suelo. Debe estar a semi-sombra no tolera heladas, requiere mucho riego en tiempo de mucha calor, debe tener suficiente espacio para crecer ya que se extiende bastante. Esta es la manera de poder tener melisa en casa para no tener que estar buscándola fuera. Por supuesto mientras la planta crece la pueden conseguir en el mercado como ya se dijo anteriormente. Obviamente antes de consumirla seguido, hay que consultar al médico para evitar excesos que afecten la salud. Es increíble que una sencilla planta tenga tantos usos para el ser humano en prácticamente todas las áreas, la melisa es una planta que definitivamente se debe probar, para aprovechar sus beneficios de manera natural, evitando un poco el consumo de medicamentos de farmacias, claro si se sufre de algún problema que requiere que se consuman medicamentos de farmacia se debe seguir haciendo.

Belén Julve

Técnica en Farmacia.
Especialista en Medicina Natural.