Añadiendo al carrito...

Seguir comprando
Finalizar compra

L- Cistina

Farmacéuticos profesionales.
Asesoramiento especializado.
Amplio catálogo al mejor precio.
> Mostrar Filtros

L- Cistina

La l-cistina, también conocida simplemente como cistina, juega un papel importante en la absorción de proteínas de ciertos alimentos. Asimismo, este aminoácido que naturalmente se encuentra en nuestro organismo es capaz de proteger nuestro sistema inmunológico y mejorar por completo la apariencia de nuestra piel y cabello. El elemento en cuestión es realmente útil para evitar que nuestro sistema inmune sufra problemas asociados a los resfriados, la gripe, la tos o la congestión nasal. Asimismo, este aminoácido es capaz de tratar con plena eficacia las afecciones que actualmente estemos presentando en nuestras vías respiratorias. Con respecto a la apariencia de nuestra piel, la l-cistina es la responsable de mejorar la producción de colágeno que naturalmente nuestro cuerpo realiza. Así, la l-cistina es capaz de optimizar la función de barrera de nuestra epidermis y, a su vez, permitir que nuestra piel luzca completamente hermosa, tersa y joven. Con respecto al cabello, zona donde la l-cistina también ofrece beneficios, este podrá ser fortalecido gracias a que los folículos capilares serán protegidos de posibles amenazas y, además, serán estimulados para generar cabello completamente fuerte y sano. De esta manera, la l-cistina permitirá que tu cabello crezca mucho más rápido y su apariencia sea brillante y sana. En el caso de sufrir enfermedades hepáticas, la l-cistina permitirá que todas las funciones de esta área sean optimizadas. Por ende, si actualmente sufres alguna enfermedad que te ocasione fallos hepáticos u otros problemas, este aminoácido permitirá que tu organismo sane rápidamente. Si bien hoy en día la l-cistina se puede encontrar en ciertos complementos alimenticios o suplementos nutricionales, en formato de cápsulas o comprimidos, la verdad es que este compuesto también es posible hallarlo en algunos alimentos. Los huevos, la carne, el pollo, los cereales, las almendras, el yogurt y muchos más harán de tu organismo un área rica en l-cistina. Sin embargo, el consumo en exceso de l-cistina puede traer problemas de salud graves, como dolores de estómago, erupciones en la piel, alteraciones en el aparato digestivo e incluso náuseas y diarrea. Incluso algunas infecciones urinarias pueden aparecer cuando el paciente consuma l-cistina de más. Es recomendable que antes de iniciar cualquier tratamiento con l-cistina le indiques a tu doctor tus deseos por el consumo del mismo. Así, un profesional de la salud te podrá señalar si realmente ese producto o la idea de consumirlo es lo más adecuado para tu organismo. La l-cistina no debe ser consumida por mujeres embarazadas o en proceso de lactancia.

Belén Julve

Técnica en Farmacia.
Especialista en Medicina Natural.