Añadiendo al carrito...

Seguir comprando
Finalizar compra

Fosfatidilserina

> Mostrar Filtros
Propuestas Valor

Fosfatidilserina

La fosfatidilserina es un tipo de lípido, específicamente un fosfolípido, que trabaja activamente en nuestro organismo para poder brindarle ciertos beneficios que, por supuesto, hoy conocerás. Si estás interesado en añadir este compuesto a tu organismo, no olvides consultarlo previamente con tu doctor de cabecera y, finalmente, tomar en conjunto la decisión de incorporarlo o no a tu rutina diaria. El compuesto del que hablamos tiene importantes beneficios a la hora de hablar de la función neuronal. El sistema nervioso, de forma completa, juega un papel fundamental en nuestro cuerpo, tomando en cuenta que este es el principal responsable de que el resto de nuestro organismo pueda funcionar. Sin embargo, la fosfatidilserina es la que permite, en estos casos, que la función cognitiva de nuestro organismo no se deteriore, siendo así un excelente método para tratar con éxito los problemas de memoria que pueden llegar a producirse a consecuencia de la edad. A su vez, la fosfatidilserina es altamente indicada para deportistas, quienes necesitan mantener sus niveles nutricionales en perfecto estado, brindándole al organismo la protección indicada. Este compuesto de origen químico es ideal para evitar el estrés que puede generar el deseo por alcanzar los objetivos físicos, los cuales en ocasiones suelen llegar a producir incluso sobreentrenamiento y, por ende, dolores varios. Para evitar lo anterior, el compuesto del que hablamos es el más indicado para poder brindarle a nuestro organismo la protección necesaria, seas o no un deportista. Por si fuera poco, ciertos estudios han demostrado que la fosfatidilserina es ideal para aquellas personas, en especial, los niños, que sufren de hiperactividad y cuyos padres buscan un método ideal para poder controlar sus actividades e inagotable energía. En estos casos, los expertos en salud deben observar el organismo del pequeño y determinar si realmente el compuesto en cuestión es el más indicado para tratar la hiperactividad o incluso los trastornos de déficit de atención que los niños, de todas las edades, pueden padecer por causas diversas. Aunque existen múltiples alimentos ricos en fosfatidilserina, como la carne, el pollo, el atún, el hígado, el cangrejo y las papas, los complementos alimenticios elaborados a partir de este compuesto de origen químico serán los únicos responsables de brindarle a nuestro organismo la dosis realmente necesaria para tratar casos específicos. Así, la fosfatidilserina podrá actuar de manera adecuada y, sin duda, sus beneficios podrán disfrutarse rápida y satisfactoriamente. Consulta a un médico especialista antes de iniciar cualquier tratamiento con fosfatidilserina.

Belén Julve

Técnica en Farmacia.
Especialista en Medicina Natural.