Añadiendo al carrito...

Seguir comprando
Finalizar compra

Cobalto

Farmacéuticos profesionales.
Asesoramiento especializado.
Amplio catálogo al mejor precio.

Cobalto

El cobalto es un elemento químico (CO), este se parece al hierro y al níquel. Una de sus cualidades como elemento químico es que es un buen conductor de calor y electricidad. El cobalto ha sido usado desde hace siglos para crear pinturas de uñas y cerámicas, además de colorear los vidrios y ser uno de los minerales favoritos por su dureza para transformarlo en las turbinas de avión, se uso para las piezas de joyería o bisutería, ya que están cubiertas de cobalto galvanizado, ayudando a la protección de las joyas contra la oxidación. Pero, apartando para qué ha servido en la vida del ser humano, sus funciones para nuestro organismo son extensas, ya que resulta ser rico en vitamina B12, y como este elemento está presente en gran parte del planeta, siempre estamos expuestos a él; al tomar agua, tan solo respirar el oxígeno o alimentarnos con comidas que tengan este elemento químico. El cobalto se usa en mujeres embarazadas que padecen de anemia, ya que este estimula la producción de los glóbulos rojos. También puede ayudar a reducir los niveles de azúcar en el torrente sanguíneo. Este interviene en la fecundidad, interviene en el metabolismo del hierro y la formación de los glóbulos sanguíneos (hematopoyesis), debido a que estimula los reticulocitos en las anemias ferropénicas. Este elemento en dosis muy altas puede ser peligroso para nuestra salud, los humanos que trabajan directamente con el cobalto o en minas del mismo pueden presentar problemas en los pulmones como asma y neumonía. Los efectos que este puede tener en los seres humanos pueden ser tanto problemas de visión, como de corazón, del mismo modo, puede provocar náuseas, vómitos y hace daño a la tiroides. Su absorción en nuestro organismo, como antes se afirmó, es bastante fácil, ya que lo podemos encontrar en el ambiente, en el oxígeno e incluso tocando el suelo. Este se almacena mayormente en las células rojas de la sangre y en una cantidad menor en el hígado, el páncreas y los riñones. La leche, carnes, pescado y huevos, son alimentos que poseen cobalto, al igual que puede presenciarse en alimentos vegetales, como en la cebolla, los cereales integrales, legumbres, peras y en frutos secos como las avellanas y las nueces. Sin embargo, su consumo en alimentos puede ser escaso a la hora de presentar déficit de cobalto. Por ello, es necesario iniciar tratamientos con complementos alimenticios ricos en él.

Belén Julve

Técnica en Farmacia.
Especialista en Medicina Natural.