Añadiendo al carrito...

Seguir comprando
Finalizar compra

Cla

Farmacéuticos profesionales.
Asesoramiento especializado.
Amplio catálogo al mejor precio.

Cla

Las siglas CLA hacen referencia a un tipo de ácido que podemos encontrar en algunos de los alimentos que consumimos día tras día: el ácido linoleico conjugado. También conocido bajo las siglas ALC, por su nombre en español, este es un elemento químico altamente recomendado para personas que realizan rutinas de entrenamiento físico de forma constante, así como también para pacientes de cáncer, debido a que posee efectos anticancerígenos. El ácido linoleico conjugado tiene, a su vez, propiedades antiaterogénicas, sin embargo, esas no son sus únicas virtudes. El CLA es uno de los principales actores al momento de hablar del metabolismo, ya que es capaz de destruir aquellas células grasosas que poseemos naturalmente en nuestro cuerpo y que, en algunos casos, se alojan en zonas complicadas de eliminar. A su vez, este elemento mejora exponencialmente la salud de nuestros músculos, manteniéndolos protegidos de cualquier tipo de lesión interna que se pueda producir por el exceso de ejercicio físico. Por si fuera poco, el ácido linoleico conjugado protege el sistema inmunitario de forma positiva, haciendo que este se refuerce y evitando que los virus o bacterias se puedan alojar en él, ocasionando enfermedades comunes como, por ejemplo, los resfriados, la congestión nasal y la gripe. Tal como mencionamos anteriormente, el CLA tiene acciones anticancerígenas, cómo es posible esto, a través de sus propiedades antioxidantes, las cuales detienen rápidamente el crecimiento de las células cancerígenas que se puedan estar formando en el cuerpo de algún paciente, haya sido o no diagnosticado. Si bien el ácido linoleico conjugado se comercializa hoy en día a partir de complementos alimenticios o suplementos nutricionales, como los que podrás conocer hoy en nuestra Farmacia Ribera, es importante destacar que este componente también se encuentra presente en ciertos alimentos. Además de la carne, el CLA puede hallarse en lácteos (como el queso de vaca, oveja e incluso el de cabra). El ácido linoleico conjugado puede ser utilizado por muchas personas a nivel mundial, sin embargo, es recomendable que se converse con un nutricionista o con nuestro entrenador personal (en caso de tener experiencia en el área) para poder determinar las dosis necesarias de este producto químico. Ellos serán los únicos responsables de asignarte la cantidad justa para tu cuerpo, conociéndolo y evaluando aquellos aspectos en los que el CLA pueda serte de ayuda para quemar grasas, ganar masa muscular o simplemente empezar a cumplir tu objetivo de pérdida de peso corporal.

Belén Julve

Técnica en Farmacia.
Especialista en Medicina Natural.