Añadiendo al carrito...

Seguir comprando
Finalizar compra

Aceite De Higado De Tiburon

Propuestas Valor
> Mostrar Filtros

No hay productos que concuerden con la selección.

Aceite De Higado De Tiburon

De las profundidades del mar el aceite de hígado de esta hermosa y peligrosa especie provee un alivio eficaz en dolencias digestivas, funciona para abrir las vías respiratorias, regular las grasas en la sangre y como potente coadyuvante en tratamientos de enfermedades digestivas... Según la medicina oriental también sirve para la fertilidad y para proveer vitalidad. El tiburón: un aliado de nuestra salud Son hartamente conocidas las bondades del consumo de pescado y frutos del mar para nuestra salud. Peces y todo tipo de especies marinas son consumidas por el humano para nutrirse y combatir enfermedades. El tiburón no podía ser la excepción puesto que además de que es un manjar en muchas culturas culinarias guarda un tesoro en sus entrañas. El aceite de su hígado. Rico en alquilgliceroles, ácidos grasos esenciales y antioxidantes este aceite es usado para fortalecer el sistema inmunológico encargado de preservar el cuerpo frente a la acción de virus, bacterias y agentes externos. Funciona como tónico y renovador celular, combate la acción de radicales libres y su alta concentración de omega 3 incide positivamente en el tratamiento de enfermedades cardiovasculares y neurovasculares. Otras bondades Este óleo también está repleto de vitaminas A, E y D y minerales como el sodio, calcio, selenio así metales como el hierro. Ayuda a preservar la calidad del cristalino de los globos oculares, renueva la calidad de la epidermis y contribuye a formar tejidos conectivos. Aparte de promover el correcto desenvolvimiento de las glándulas tiroideas, también resulta en un nutritivo tónica desde el interior hacia afuera. Es ampliamente aprovechado por la industria farmacéutica y la cocina oriental. Se encuentra en cápsulas o perlas blandas y puede ser consumido por hombres por igual. Se ha comprobado que aumenta la capacidad cerebral y promueve la concentración y la memoria. Aporta vitalidad y junto con el cartílago presente en la aleta de tiburón se especula que puede potenciar el rendimiento sexual. Contraindicaciones Son más bien pocas, pero pueden incluir molestias estomacales debido a que por su olor penetrante pueden repetirse tras ingerir los comprimidos, del mismo modo, pueden provocar gases, acidez estomacal, gases, hinchazón, dolor estomacal y en algunos casos deposiciones líquidas. No se recomienda en mujeres embarazadas o en período de lactancia y su consumo debe ser supervisado por un médico. Del mismo modo no debe ser suministrado de ninguna manera en niños. El aceite de hígado de tiburón también tiene otros modos de uso como expectorante y antiinflamatorio. Sirve para tratar asmas y bronquitis, así como para el control de peso. Previene la retención de líquidos y contribuye a activar el metabolismo. Es un potente quemador de grasas y no puede faltar como suplemento alimenticio en dietas. Sus efectos en la piel lo hacen uno de los aceites más confiables ya que aporta brillo y fortalece el cabello y las uñas y mejora la textura de la piel. El aceite de hígado de tiburón: elixir de la juventud Este poderoso óleo te mantiene joven por dentro y por fuera y se encuentra disponible en tiendas naturistas, farmacias y tiendas especializadas. Sus dosis pueden variar dependiendo del peso y la edad y está al alcance de todos los que quieran obtener sus beneficios. No se recomienda ingerirlo por períodos largos de tiempo. Puede ser tomado con un reposo durante varias semanas para evitar intoxicaciones y almacenamientos indeseados en el organismo. Aprovecha desde ya las bondades de este aceite esencial. Combínalo con una alimentación balanceada, consume abundantes líquidos, practica ejercicio físico y fomenta la relajación. Cuídate y disfruta desde ya las maravillas que el rey del mar tiene para potenciar tu salud y tu bienestar.

Belén Julve

Técnica en Farmacia.
Especialista en Medicina Natural.