Añadiendo al carrito...

Seguir comprando
Finalizar compra
> Mostrar Filtros

Rym

Rym:

Como parte del gran crecimiento que Laboratorios ERN ha experimentado durante toda su trayectoria industrial que se inició en 1942, en el año 1983, se dio inicio a la construcción de una nueva planta de producción, que se planificó para un total de 6.000 m2 de instalaciones entre oficinas, planta de producción y almacenes, ubicada en Barcelona, España.
Una vez construida esta planta, los primeros productos que se elaboraron en ella fueron los sueros Vitulia y, luego se fueron incorporando varios más, hasta que, en el año 1996, se llegó a completar la totalidad de artículos de las diferentes marcas, haciéndose para ese momento, el único laboratorio encargado de la producción de la empresa. Pero para este momento de la historia organizacional, la tarea de este centro se limita únicamente a la elaboración de formas líquidas y sprays.
Ya entrado el nuevo milenio, justamente en el año 2002 el nuevo reto es traer al mercado nuevos medicamentos, el primero de ellos fue Citorsal, una solución de rehidratación oral modificada, que tenía importantes diferencias con respecto a las clásicas preparaciones para este fin, por ejemplo, la inclusión en su fórmula de un saborizante, especialmente dedicada a la administración en pacientes pediátricos, facilitando el tratamiento y por ende, su efectividad. Pero la empresa seguía buscando la innovación y la exclusividad.
Ahora ERN Laboratorios, basaría sus investigaciones en la invención de un nuevo producto, para un área de la salud que hasta ahora no había abarcado, el tratamiento de quemaduras, fue asi como nació Rym, cuya fórmula se destaca principalmente por su efectivo componente activo, el Ácido hialurónico (sal sódica) 0,2%, combinada con Sulfadiazina argéntica 1% y usando como vehículo una base de polietilenglicol (en Monoestearato). Su acción cicatrizante en lesiones de primer y segundo grado de quemadura, evitan el riesgo de que el paciente sufra ulceras, infecciones y necrosis de tejidos, ayudándole a recuperarse de sus lesiones de una manera más segura y rápida, ya que además, previene la contaminación microbiana y alivia la sensación de ardor, dolor y picor.