Añadiendo al carrito...

Seguir comprando
Finalizar compra
> Mostrar Filtros

Libifeme

Libifeme:

Las mujeres tienen derecho a una vida sexual activa, en la que se garantice el placer y se elimine el dolor causado por motivos biológicos o psicosomáticos. Cuando las mujeres llegan a una cierta edad, pueden perder el deseo sexual, por lo que se recomienda la utilización de productos que ayuden a recuperar la líbido.
Libifeme es un producto creado para las mujeres. El producto busca garantizar una vida sexual placentera y saludable, libre de cualquier problema o afección que pueda poner en riesgo el estilo de vida de la mujer. El fármaco es perfecto para eliminar el dolor durante el acto sexual. Hay mujeres que pueden sentir dolor por diversas causas, por lo que el fármaco busca acabar con esto al instante, para garantizar relaciones sexuales placenteras y cómodas.
Libifeme ayuda a estimular la sensibilidad de la parte intima. Con la recuperación de dicha sensibilidad, el placer aumenta y se puede lograr tener un acto sexual más estimulante. La sensibilidad es una parte clave para que las mujeres puedan tener una vida sexual saludable.
En el caso de las mujeres que pierden el deseo sexual, el fármaco las ayuda a recuperar su deseo de mantener relaciones sexuales con su pareja. Esta sensación no genera efecto adverso de algún tipo sobre la mujer.
La lubricación es clave para garantizar que las relaciones sexuales sean placenteras y no dolorosas. Libifeme estimula la lubricación vaginal de manera natural, sin necesidad de que la paciente deba utilizar algún tipo de lubricante artificial. Con una lubricación natural las relaciones sexuales se hacen menos complejas y menos incómodas para las mujeres que deben lidiar constantemente con dolor en sus partes íntimas a la hora del coito.
Libifeme ayuda a la relajación del clítoris y a la regeneración de las células musculares de la vagina. El clítoris se mantiene lo suficientemente relajado como para garantizar una facilidad de generación de orgasmos en la mujer, mientras que la recuperación de las células de los músculos vaginales ayuda a mantener una cierta resistencia en la parte intima.