Saltar al contenido

Cómo detener la caída del cabello

8 febrero, 2016

Detener la caída del cabello es el sueño de muchos… y de muchas. Y es que la caída del cabello es un serio problema médico que también se percibe como un problema social y psicológico para aquellos y aquellas que lo padecen, porque la calvicie no entiende de géneros, entiende de cuidados, tratamientos y genética. Y en éste último punto poco podemos hacer, pero sí que podemos ofrecerte algunos cuidados para el cabello y un tratamiento para el pelo con un éxito del 92%. Así que permaneced atentos y atentas porque funciona.

Si notas la caída del pelo tienes que leer esto

Antes que nada, que no cunda el pánico. La caída del cabello es algo natural, aunque podemos retrasar o disminuir esta pérdida si aprendemos a cuidarnos y a mantener una dieta con alimentos que cuiden nuestra salud capilar. Cada pelo en sí tiene un ciclo de vida que varía entre los 2 y los 7 años, y pasado ese tiempo, cada folículo piloso produce un nuevo cabello que reemplazará al viejo en un plazo máximo de 3 meses.

Lo más habitual es que perdamos entre 50 y 80 cabellos al día. Aunque especialmente se agrava en las épocas de primavera y otoño, si sufrimos carencias de nutrientes, o si estamos pasando por una temporada estresante. Y en el caso de las mujeres puede incrementarse aún más si tenemos menstruaciones abundantes.

Cuando empezar a preocuparse por la caída del cabello

Es cierto que, para las mujeres, son menos frecuentes los casos de calvicie severa, sin embargo, tanto para las mujeres como para los hombres, puede representar el primer paso hacia la vejez y percibirse con importante preocupación. Aunque paradójicamente, ese desasosiego por enfrentarse al proceso natural de la vida puede desembocar en ansiedad o estrés, y acelerar el ocaso de nuestra hermosa cabellera. Por ello, si notas una pérdida intensificada del cabello en torno a unos 125 o 150 pelos al día, es recomendable visitar a un especialista.

¿Por qué se les cae el pelo a las mujeres?

Principalmente se pueden dar dos tipos de caída del cabello:

La Alopecia Androgenética consiste en la disminución progresiva de la actividad del folículo piloso que va decreciendo hasta que desaparece, con lo cual dejará de crecer pelo en ese punto. Es más frecuente en los hombres que en las mujeres, sin embargo, no estamos exentas de este calvario ya que si nuestro padre y abuelo maternos la padecían, es probable que, por cuestiones genéticas, también nos afecte.

El Efluvio es un tipo de pérdida del cabello que afecta a las mujeres entre 30 y 60 años especialmente, después de un parto por el desequilibrio hormonal que supone, o en épocas en las que sufrimos más estrés, o cuando no nos alimentamos todo lo bien que deberíamos y como consecuencia, nuestro cuerpo no asimila ciertos elementos esenciales para el metabolismo del cabello.

¿Por qué se les cae el pelo a los hombres?

En el caso de los hombres, la alopecia androgenética es más difícil de combatir que en el de las mujeres, pero no imposible. Normalmente sus efectos suelen comenzar con el retroceso del cabello en la parte frontal del pelo, dando lugar a las archiconocidas entradas. Posteriormente aparece la coronilla, y con el tiempo, las entradas se acaban uniendo con la coronilla, originando una lustrosa calva.

Si notas que cada vez se te cae más el pelo y que el que te crece nuevo es más fino y corto, no te calientes más la cabeza, aún estás a tiempo de actuar y evitar la indeseada calvicie.

¿Existe una cura para la alopecia masculina y femenina?

Ante la tan ansiada respuesta no os haremos esperar más. Lo cierto es que sí que existe un tratamiento altamente efectivo para la caída del cabello, que contrarresta las causas más comunes. Y la respuesta la tienen en Laboratorios Lacer con su producto estrella que no es otro que Pilexil Anticaída 150 cápsulas, ya que está científicamente comprobado que con su precisa composición se frenó la caída del cabello en el 92% de los que siguieron el tratamiento y no sólo eso, sino que además el 58% consiguió un aumento notable de la densidad del cabello. Tanto hombres como mujeres.

Cuídate y cuidarás tu pelo

Como ya os hemos contado, hay otros factores que no son genéticos que pueden estar saboteando nuestra preciada cabellera, por eso debemos evitar en la medida de lo posible:

  • El estrés.
  • El consumo de tabaco.
  • El déficit nutricional.
  • Usar tintes y champús con químicos.

Consejito extra: Un masaje nunca viene mal

Esto te va a sorprender. Si aplicamos un poco de aceite de coco, de almendras o de romero, sobre el cuero cabelludo y lo masajeamos una vez a la semana durante 5 minutos, ayudaremos mucho a incrementar el flujo sanguíneo a los folículos pilosos y fortaleceremos la raíz.

¿Tienes algún método casero para cuidarte el pelo? ¿Has probado Pilexil o algún otro método que te haya funcionado? Cuéntanos tus experiencias y tus trucos caseros  ¡Los agradecemos mucho!