Saltar al contenido

Los mejores medicamentos sin receta para conciliar el sueño

24 febrero, 2021

Cada día, miles de personas en todo el mundo se enfrentan a un enemigo común y, por desgracia, cada vez más recurrente: la dificultad para conciliar el sueño, también llamado insomnio.

Cada día, miles de personas en todo el mundo se enfrentan a un enemigo común y, por desgracia, cada vez más recurrente: la dificultad para conciliar el sueño, también llamado insomnio. Los motivos que pueden provocar este desagradable cambio en nuestro cuerpo puede estar provocado por motivos muy diferentes que pueden ir desde el estrés y la ansiedad, hasta por problemas laborales, por un cambio de estación, por estar pasando una mala racha personalmente o, incluso, por una mala alimentación.

Para combatir esta falta de sueño, hoy en día, contamos con diferentes métodos que nos ayudan a controlar un poco la situación, manteniendo una serie de rutinas para propiciar la aparición del sueño, cambiando los alimentos que tomamos y reduciendo la ingesta de cafeína o azúcar. Además, también se recomienda la práctica de ejercicios relajantes como el yoga, la meditación o el pilates, de manera que damos a nuestro cuerpo una motivación extra para sentirse más calmado.

Aún así, en muchas ocasiones, todas estas técnicas ayudan pero no nos permiten mantener un ritmo normal de conciliación de sueño; por eso, en este post queremos hablaros de algunos de los mejores medicamentos sin receta para conciliar el sueño.

Como ya sabréis, las pastillas que nos ayudan a dormir no son un medicamento que se pueda utilizar durante períodos de tiempo muy largos, ya que pueden llegar a empeorar la situación, sobre todo, una vez hayamos dejado de tomarlas. Sin embargo, aquí os dejamos una selección de remedios para situaciones puntuales que, en ningún caso, se deben tomar más de dos semanas seguidas.

Doxilamina

La doxilamina es, probablemente, el compuesto más utilizado a la hora de ayudar a conciliar el sueño. En muchos casos este compuesto es conocido por productos tan típicos como la Dormidina, que prometen un sueño reparador en pocos minutos.

Sin ninguna duda, la doxilamina ayuda muchísimo a conciliar el sueño, ya que es un compuesto con propiedades sedantes que, además, actúa rápidamente. Es un medicamento sin receta que nos ayudará a dormir profundamente y a sentirnos descansados.

Sin embargo, un punto negativo de la Doxilamina es que, al día siguiente, deja rastros en nuestro cuerpo: nos sentiremos somnolientos e, incluso, tendremos dificultad para concentrarnos. Por eso, es mejor consumir este tipo de medicamentos con prudencia, cuando no tengamos que conducir o trabajar al día siguiente.

Triptófano

El Triptófano es otro de los clásicos medicamentos sin receta que se suelen recomendar para conciliar el sueño. Además, el triptófano es, de por sí, un aminoácido que se encuentra dentro de nuestro organismo, por lo que los efectos secundarios de estos medicamentos son prácticamente nulos, ya que lo absorbemos con facilidad.

El triptófano es una excelente ayuda para aquellas personas que tengan dificultad para conciliar el sueño. Por una parte, el triptófano está muy relacionado con la producción de serotonina en nuestro cuerpo, una sustancia que propicia que el sueño sea más profundo y reparador. Además, también nos ayuda a sentirnos más relajados y, por tanto, a conciliar el sueño de manera mucho más rápida.

Melatonina

La melatonina es una opción sencilla y natural que ayuda muchísimo a conciliar el sueño y a dormir bien. Probablemente, sea una de las mejores opciones para conciliar el sueño, sin embargo, no propicia que el sueño vaya a ser reparador. Por decirlo de alguna manera, la melatonina le induce a nuestro cuerpo esa necesidad de dormir controlando nuestro ciclos de sueño, sin embargo, no tiene ningún efecto una vez que nos hemos dormido.

Puede ser de mucha ayuda para personas que duerman bien pero que su problema sea conciliar el sueño una vez que se meten en la cama. La melatonina es, además, un medicamento sin prácticamente efectos secundarios, por lo que no provoca somnolencia o cansancio en el día posterior.

Hierbas e infusiones naturales

Otro de los métodos más naturales para conciliar el sueño y que, obviamente, no necesita receta son las hierbas e infusiones naturales. A pesar de tener un efecto limitado, lo cierto es que, en determinados momentos, estas infusiones pueden ser de mucha ayuda para relajarnos y dormir bien. Además, muchas de ellas incluyen melatonina.

Algunas de las hierbas para infusión más conocidas y que nos ayudan a relajarnos y a dormir pueden ser la valeriana, la manzanilla, la camomila, la melisa, la tila o la lavanda, entre muchas otras.

Difenhidramina

Para finalizar, el último medicamento para dormir sin receta es la difenhidramina, un medicamento antihistamínico para tratar alergias que también sirve pra tratar problemas de sueño. Se trata, sin duda, de una de las mejores opciones para ayudarnos a dormir, ya que no produce casi ningún efecto secundario y no suele producir cansancio o somnolencia al día siguiente.

Por otra parte, un punto negativo es que este compuesto provoca bastante tolerancia en nuestro cuerpo, por lo que debemos limitar bastante su uso, ya que podría dejar de hacer efecto en nuestro cuerpo si abusamos de él.