Saltar al contenido

Los golpes de calor, algo más serio de lo que parece

15 junio, 2022
mujer con calor y abanicándose

Con la llegada del verano y la gran cantidad de tiempo que pasamos bajo el sol es el momento de mantenernos alejados de algunas de las diferentes amenazas que surgen en esta parte del año. Una de ellas son los golpes de calor. Que, si bien todos hemos escuchado mencionar a este término en algún momento, no siempre conocemos el alcance que puede llegar a tener.

Los golpes de calor pueden llegar a ser mucho más serios de lo que en un principio parecen. Este es el motivo por el que es importante tomar una serie de precauciones que, desde Farmacia Ribera, a continuación te mostramos.

¿Qué es un golpe de calor?

Antes de pasar a comprobar cuáles son las acciones que podemos llevar a cabo para evitarlos, es importante conocer qué es un golpe de calor. Se trata de la situación en la que nuestro cuerpo experimenta un importante incremento en su temperatura. En términos generales, hablamos de un golpe de calor cuando la temperatura pasa de los 40º y se mantiene durante un tiempo prolongado.

Nuestro propio termómetro

Cuando esto ocurre, los mecanismos termorreguladores del cuerpo no funcionan como deberían y, por tanto, no se puede mantener la temperatura normal. Dando lugar a los tan temidos golpes de calor en esta época del año.

Consejos para evitar golpes de calor

  • Debemos evitar la exposición al sol durante las horas centrales del día. Especialmente en aquellas regiones en las que el mercurio de los termómetros se encuentre disparado. Al mismo tiempo, también es conveniente evitar pasar prolongadas cantidades de tiempo soportando altas temperaturas.
  • En el momento en el que comenzamos a notar cansancio o mareos, debemos retirarnos a un lugar fresco y ventilado. En el caso de que sea necesario, debemos aflojar también la ropa.
  • Durante el verano, es recomendable acudir únicamente a lugares con aire acondicionado. Si tenemos en casa, debemos regular la temperatura, intentando suavizar durante la noche.
  • Consume abundantes cantidades de agua y de bebidas isotónicas. Además, nuestra alimentación también debe estar apoyada en alimentos que cuenten con grandes cantidades de agua, como es el caso de la fruta.
  • Vístete con ropa ligera que permita asegurar la transpiración. De este modo, nuestro cuerpo podrá asegurar la refrigeración de nuestro cuerpo, evitando los grados de más en el mercurio.
  • En el caso de los niños y de los ancianos, debemos evitar exposiciones prolongadas del sol con una mayor atención que un adulto. Puesto que son más propensos a sufrir este tipo de cuadros.
chica con botella de agua

¿Qué ocurre si notamos un golpe de calor?

En el caso de que, pese a tomar las precauciones anteriores, suframos un golpe de calor, debemos acudir de manera inmediata a un espacio con sombra o bien refrigerado. Debemos, además, tumbarnos con la espalda recta y las piernas levantadas. De este modo, la sangre podrá circular con normalidad. En términos generales, con un paño de agua en la frente logramos rebajar la temperatura corporal de manera inmediata. Si no es el caso, debemos acudir de manera inmediata a un médico para que logre regularizar la situación.