Saltar al contenido

Beneficios de tomar probióticos naturales

18 noviembre, 2019

Desde hace ya algunos años, el conocimiento y el uso de los probióticos naturales está al alcance de una amplia parte de la población, que ha normalizado su ingesta como una opción más saludable respecto a otro tipo de medicamentos. Los probióticos se encargan de regular el correcto funcionamiento de nuestro organismo y, más concretamente, de todo nuestro aparato digestivo.

Numerosos estudios científicos avalan a los probióticos como bacterias altamente beneficiosas para el organismo, ya que nuestro propio cuerpo las produce y se encargan justamente (y de manera natural) de paliar posibles problemas o dolencias relacionadas con múltiples aspectos de la digestión o las alergias e intolerancias alimentarias. Según la definición que ofrece la ISAPP (International Scientific Association for Probiotics and Prebiotics) los probióticos son “microorganismos vivos que, cuando se administran en las cantidades adecuadas, confieren un beneficio para la salud del paciente”[1].

Aunque para muchas personas pueda parecer contradictorio que unas bacterias puedan llegar a ser beneficiosas para el organismo, lo cierto es que no todos los microorganismos que acceden al interior del cuerpo humano provocan efectos negativos en nuestra salud. En el caso concreto de los probióticos naturales[2], está demostrado que se trata de bacterias ventajosas que mejoran notablemente la respuesta de nuestro sistema inmunológico y digestivo, como mencionan Ringel Y, Quigley E y Lin H. en su estudio Probiotics and gastrointestinal disorders (2012)[3].

“En los humanos, los probióticos se usan como suplemento para mejorar las funciones fisiológicas en individuos sanos (Khalesi et al., 2018) y se administran también como tratamientos efectivos a pacientes que padecen diversos trastornos gastrointestinales.”

Prevención y estimulación en el sistema inmunitario y digestivo

El uso de probióticos naturales está directamente relacionado actualmente con la prevención de ciertas enfermedades relacionadas, sobre todo, con nuestro aparato digestivo.

Se trata de una barrera de bacterias con efectos positivos que se suelen utilizar para paliar la aparición y el desarrollo de otras bacterias que pueden producir efectos negativos en nuestra salud. De este modo, mediante el consumo médico supervisado de los probióticos, los pacientes y usuarios obtenemos beneficios directos que limitan sustancialmente los trastornos intestinales que pueda sufrir nuestro organismo.

Entre otras cuestiones, las dolencias que podemos mitigar gracias al uso de los probióticos irían desde el tratamiento de la diarrea hasta el restablecimiento de la flora intestinal o una mejora en las digestiones y el tránsito.

Del mismo modo que ocurre con el tratamiento de descompensaciones y dolencias concretas de nuestro aparato digestivo. Lo cierto es que los probióticos también cumplen con una función preventiva, que estimula nuestro sistema inmunitario y, por tanto, mejora el funcionamiento y las barreras de nuestro aparato digestivo.

En este sentido, el uso de los probióticos naturales puede ayudarnos, entre otros ejemplos, a mejorar la absorción de ciertos nutrientes provenientes de alimentos y a prevenir afecciones mayores en nuestro cuerpo derivadas de ciertas épocas de estrés.

Lactibiane Tolerance, probiótico natural

Desde Farmacia Ribera creemos en la necesidad de aportar siempre nuestro granito de arena para mejorar la vida de las personas, difundiendo ideales saludables para la prevención de enfermedades, como puede ser, en este caso, la recomendación de consumo del producto Lactibiane Tolerance[4].

Lactibiane Tolerance es un complemento alimenticio natural que reúne cinco cepas microbióticas diferentes en una misma cápsula y que nos puede servir para paliar la inflamación en el intestino derivada de alguna intolerancia o sensibilidad concreta. Este producto está especialmente diseñado para ayudar con problemas intestinales y para mejorar la flora intestinal y el sistema inmunitario, de un modo 100% natural.

Dentro de cada una de sus cápsulas se encuentran 10 millones de microorganismos conocidos como UFP (Unidades Formadoras de Colonias) que se encargarán de devolver la normalidad al aparato digestivo en apenas un par de tomas.

¿Para qué sirve Lactibiane Tolerance?

En términos estrictamente científicos, se encuentran evidencias suficientes para afirmar que Lactibiane Tolerance se encuentra en el grupo de los probióticos naturales que ayudan, entre otras cosas, a restablecer la normalidad en nuestro aparato digestivo después de sufrir una descompensación bacteriana por la ingesta de algún medicamento de tipo antibiótico.

También se ha demostrado que los probióticos naturales como Lactibiane Tolerance están directamente relacionados con un mayor equilibrio entre las bacterias beneficiosas y perjudiciales de nuestro organismo.

Por otra parte, muchos médicos e investigadores como Javier Santos Vicente, especialista en NeuroDigestión del Hospital de Vall d’Hebron de Barcelona, señalan que este tipo de productos son altamente útiles para combatir ciertas bacterias patógenas, mejorar la barrera intestinal, sintetizar algunas vitaminas, regular la proliferación celular o producir efectos antiinflamatorios[5].

Del mismo modo, los productos como Lactibiane Tolerance también cuentan con otros efectos positivos que señalan muchos usuarios, si bien todavía no han sido respaldados al cien por cien con evidencias científicas. Estos efectos se refieren, sobre todo, a mejoras en el sistema inmune como pueden ser tener una mayor resistencia a contraer resfriados o gripes, entre otros virus o bacterias. 

Composición de Lactibiane Tolerance

Lactibiane Tolerance es un probiótico compuesto por cinco cepas bacterianas:

  • Bifidobacterium lactis LA 303
  • Lactobacillus acidophilus LA 201
  • Lactobacillus plantarum LA 301
  • Lactobacillus salivarius LA 302
  • Bifidobacterium lactis LA 304.

Estas cepas bacterianas provienen directamente de una exhaustiva selección de cepas, criadas por los prestigiosos laboratorios franceses PiLeJe[6] y se encuentran registradas en la Colección Nacional de Cultivos de Microorganismos.

Por una parte, las dos cepas de Bifidobacterias (Bifidobacterium lactis LA 303 y Bifidobacterium lactis LA 304) y las tres cepas de Lactobacillus (Lactobacillus acidophilus LA 201, Lactobacillus plantarum LA 301 y Lactobacillus salivarius LA 302) son bacterias que podemos encontrar normalmente en productos derivados de la leche, como el yogur, ya que son bacterias que se hallan naturalmente presentes en el ácido láctico.

Estas cinco cepas concretas de bacterias también están presentes de forma natural en nuestro organismo, tanto en la boca (más concretamente en la saliva) como en el aparato digestivo o en el sistema urinario.

En resumen, en el caso concreto de Lactibiane Tolerance, la combinación de estas cinco cepas será especialmente efectiva en pacientes seleccionados para  aliviar los síntomas de algunas dolencias crónicas como el síndrome del intestino irritable[7], así como para tratar disfunciones del intestino como el estreñimiento o la descomposición y para regular nuestra flora intestinal.


[1] Definición de probióticos: https://isappscience.org/for-consumers/learn/probiotics/

[2]Categoría probióticos: https://farmaciaribera.es/medicina-natural/complementos-naturales/probioticos/

[3]Ringel Y, Quigley E, Lin H. Probiotics and gastrointestinal disorders. Am J Gastroenterol Suppl (2012).

[4] Producto Lactibiane Tolerance: https://farmaciaribera.es/lactibiane-tolerance-30-capsulas/

[5] Javier Santos Vicente sobre los probióticos: http://www.auladelafarmacia.com/articulo/reportajes/importancia-microbiota-y-probioticos-salud-y-enfermedad/20190619113937002904.html

[6] Laboratorio PiLeJe: https://www.pileje.fr/

[7] Efectividad de los probióticos en síndrome del intestino irritable: http://www.scielo.org.co/pdf/rcg/v32n2/0120-9957-rcg-32-02-00141.pdf