Saltar al contenido

Riesgos de salud en las mujeres y como prevenirlos

25 septiembre, 2014

Una gran cantidad de las amenazas a la salud en las mujeres se pueden evitar, siempre y cuando se conozca como hacerlo. Por ejemplo, las principales causas de muerte entre las mujeres adultas en los Estados Unidos incluyen enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovascular, enfermedades respiratorias y cáncer. En caso de que presentemos problemas de salud como colesterol alto, presión arterial alta o diabetes, es importante seguir las indicaciones de un médico especialista.

Riesgos de salud en las mujeres

Si bien es cierto que no se pueden eliminar del todo los factores de riesgos de la salud en las mujeres, incluyendo antecedentes familiares, si es verdad que se pueden controlar muchos de estos factores de riesgo para evitar enfermedades del corazón, derrames cerebrales y el cáncer. Muchos de estos riesgos de salud en las mujeres los podemos evitar siguiendo estas sencillas recomendaciones.

No fumar.

En caso de que una mujer fume o utilice productos derivados del tabaco, es recomendable que pida ayuda a su médico para que ofrezca el mejor tratamiento para dejar de fumar. Asimismo, es importante evitar la exposición al humo de segunda mano.

Llevar una dieta saludable.

En este caso es importante incluir en nuestra dieta verduras, frutas, granos enteros, además de alimentos que sean ricos en fibra y fuentes de proteína magra como el caso del pescado. En el lado contrario, evitar los alimentos con altos niveles de grasas saturadas, azúcar y sodio añadido.

Mantenerse en un peso saludable.

Perder el excedente de peso también es una medida para reducir los riesgos de salud en las mujeres. Al hacer esto se puede conseguir disminuir el riesgo de enfermedades del corazón, así como varios tipos de cáncer.

Reducir el consumo de alcohol.

Si se bebe mucho, es importante comenzar a hacerlo con moderación, lo que en el caso de las mujeres significa no más de una bebida al día. El riesgo de padecer varios tipos de cáncer como el cáncer de mama y el cáncer de hígado, parece incrementarse a mayor cantidad de alcohol que se consume y a la cantidad de tiempo que se ha estado bebiendo con regularidad.