Saltar al contenido

¡Qué las ampollas no te detengan!

10 septiembre, 2013

Septiembre es para muchos un mes de vuelta a los entrenamientos o para comenzar una nuevo deporte. Con las vacaciones solemos dejar de lado las actividades deportivas que solemos realizar durante el resto del año, por ello antes de ponernos en marcha, hay que tener en cuenta algo que está a la orden del día: las ampollas.

CuidadoPies-Ampollas-FarmaciaRibera

Tras un periodo de tiempo en el que dejamos de usar el calzado deportivo habitual para la práctica de actividades deportivas: fútbol, baloncesto, running, tenis, padel… muchas pueden ser las causas que provocan la aparición de ampollas, pero es importante que sepamos evitarlas para que no nos amarguen la práctica de nuestro deporte favorito y nos impidan seguir adelante con la actividad. Para ello, a continuación daremos una serie de consejos para prevenir la aparición de ampollas en los pies:

  1. Revisar el calzado de la temporada anterior ya que un calzado en mal estado, inadecuado y no apto para el momento en el que estamos llevando a cabo la actividad, es una de las principales causas de la aparición de ampollas. Es importante revisar el desgaste de la suela de las zapatillas o de los tacos en el caso de botas de fútbol, rugby, fútbol 7…
  2. En caso de cambiar de zapatillas, elegir un buen calzado es fundamental para el buen desarrollo de la actividad. Antes de nada tenemos que plantearnos el tipo de actividad deportiva que vamos a hacer y adquirir el calzado de acuerdo con nuestras características. Por ello es aconsejable realizar la compra de calzado deportivo en tiendas especializadas en función del deporte que vayamos a practicar y dejarnos asesorar por su personal.
  3. Es muy importante NO estrenar zapatillas el día de la competición para evitar causarnos molestias o lesiones. A la vuelta de las vacaciones se recomienda empezar realizando ejercicio de forma progresiva, alternando entre las nuevas y las viejas zapatillas los primeros días de tal manera que se adapten a nuestros pies en el menor tiempo posible.
  4. También es necesario mantener una correcta hidratación y transpiración de los pies. Se recomienda poner vaselina o crema hidratante para pies en las partes en las que el roce del calzado deportivo es mayor (talones, los dedos, el tobillo); así como utilizar calcetines con tecnología Coolmax, Bmax o similar que favorezcan la transpiración.

En caso de que aparezcan ampollas un consejo importante es evitar reventar las ampollas en el caso de tenerlas, ya que corremos el riesgo de que se infecten y el problema vaya a más en vez de solucionarse. La mejor solución contra las ampollas son los apósitos, estos actúan como una segunda piel formando un gel protector que ayuda a curar las ampollas y previene su aparición, alivian instantáneamente el dolor de las ampollas y las protegen frente a la presión y las rozaduras.

Si tienes una ampolla lo primero que debes hacer es limpiar la zona de la ampolla y, en caso necesario, desinfectarla. En función de la localización y el tamaño de la ampollas, escoge un apósito que se adapte a la misma.