Saltar al contenido

Multivitaminicos naturales contra la astenia primaveral.

25 abril, 2017

“La primavera la sangre altera” dice el refrán y no le falta razón. Con los cambios de estación el organismo sufre un desajuste temporal que se ve agravado en países donde se produce cambio horario y en aquellos donde la diferencia de horas de luz entre el verano y el invierno es más acusada. Los días se alargan, en el caso de la primavera, o bien se acortan si hablamos de la llegada del otoño, y los cambios en las horas de luz natural afectan a los ritmos circadianos. Como consecuencia, podemos encontrarnos cansados, deprimidos, con problemas de sueño y un montón más de síntomas inespecíficos.

 En el caso de la llegada de la primavera se habla de la famosa astenia primaveral. No toda la población padece de astenia asociada al cambio estacional, aunque sí una proporción importante.

“Niños, ancianos y personas convalecientes son quienes más achacan la astenia tanto primaveral como otoñal.”

 

Astenia primaveral

En el caso de la astenia primaveral el problema se complica porque en numerosas ocasiones al decaimiento y la fatiga mental se le añaden los problemas de alergias que también afectan a un sector importante de la población. Cuando esto sucede al organismo le cuesta aún más adaptarse al nuevo horario.

Para combatir la astenia primaveral lo mejor es seguir unas pautas en la alimentación e intentar respetar los ciclos de sueño. En caso de necesidad, uno puede ayudarse de diferentes tratamientos naturales para hacer más llevadero el proceso, como pueden ser los complejos multivitamínicos como el Pack Supradyn Activo 3+1 Mes Gratis  , la melatonina o productos de toda la vida como Jalea Real Vitaminada 20 Ampollas.

A continuación veremos una serie de consejos adicionales para afrontar la astenia primaveral:

  • La práctica de ejercicio físico suave o moderado aumentará nuestros niveles de energía, aunque parezca paradójico. Esto es debido a que es un remedio natural contra la bajada en los niveles de serotonina que experimentan algunas personas al inicio de la nueva estación, bien sea primavera, bien sea otoño.
  • Intentar aprovechar las horas de luz natural, dado que ésta también influye en los niveles de serotonina a través de la glándula pineal. Un paseo a media tarde, tomar algo en una terraza, o cualquier otra actividad que podamos hacer en el exterior a pleno día.
  • Cuidar el horario de sueño y de comidas.
  • Intentar consumir productos de temporada, más ricos en minerales y vitaminas, evitando como es lógico los posibles alérgenos. Mejor hacer comidas ligeras que copiosas.
  • No abusar de los estimulantes como la cafeína, que a la larga producen un efecto rebote en la fatiga y pueden ocasionar problemas de insomnio.