Saltar al contenido

Mantenerse activo podría ayudar a prevenir la demencia

12 agosto, 2014

Un reciente estudio llevado a cabo por investigadores de la Clínica Mayo en los Estados Unidos, ha revelado que la actividad física en la mediana edad podría ayudar a prevenir la demencia, incluyendo enfermedades como el Alzheimer. Según el doctor Yonas Geda, se encontró que el ejercicio físico en las distintas etapas del ser humano, particularmente en la mediana edad, era beneficioso para la función cognitiva.

alzheimer

A pesar de que los resultados son interesantes, los médicos señalan que todavía no son concluyentes, por lo que se requiere de otras investigaciones para determinar el impacto que tiene la actividad física con respecto al deterioro cognitivo leve y la demencia. Para este estudio se analizaron los datos de 280 adultos mayores a los que se les preguntó acerca de sus niveles de actividad física a lo largo de su vida.

La media de edad de los participantes en este estudio fue de 81 años, lo que significa que la mitad tenían menos de esa edad y la otra mitad eran mayores de esa edad. Todas las personas que participaron en el estudio mostraron señales tempranas de problemas de memoria y de pensamiento, es decir, un deterioro cognitivo leve, lo cual se sabe es un mayor riesgo para padecer la enfermedad de Alzheimer.

Luego de tres años, los investigadores encontraron que aquellas personas con antecedentes de actividad física moderada en la mediana edad, presentaban un riesgo mucho menor de desarrollar demencia en comparación con las personas que no lo hacían. A pesar de los resultados, los especialistas señalan que no fue diseñado para probar que el ejercicio podría disminuir directamente el riesgo de demencia.