Saltar al contenido

La resaca y los alimentos que nos pueden llevar a combatirla

4 agosto, 2016

El verano, el calor, las fiestas locales, las vacaciones, etc. nos pueden llevar a consumir una mayor cantidad de alcohol de la que deberíamos, lo que hace que al día siguiente padezcamos lo que se conoce como resaca.

“Zumo de tomate, naranjas, huevos o plátanos… son algunos alimentos que nos pueden llevar a pasar mejor la resaca.”

¿Qué es la resaca?

Se considera resaca a aquellos molestos síntomas que padecemos después de haber bebido mucho alcohol.

Entre los síntomas más característicos de la resaca encontramos:

  • Dolor de cabeza y mareos.
  • Deshidratación.
  • Nauseas.
  • Cansancio.
  • Depresión, ansiedad o irritabilidad.
  • Mayor sensibilidad a la luz y al sonido.

Cerveza

¿Cómo podemos prevenir la resaca?

Estos son algunos consejos que se pueden poner en práctica para prevenir la resaca:

  • En consumo del alcohol debe realizarse lentamente y con el estómago lleno.
  • El alcohol debe consumirse con moderación.
  • Se puede consumir un vaso de agua entre copa y copa, lo que ayudará a consumir menos alcohol, además de evitar la deshidratación que se produce como consecuencia del consumo de alcohol.
  • Tomar un complemento alimentario a base de vitaminas del grupo B antes de iniciar el consumo del alcohol. Un ejemplo de ello es el Resalim Plus, elaborado a base de vitaminas B1 y B6, que ayudan a reducir el cansancio y la fatiga, además de favorecer el metabolismo de proteínas y glucógeno. Además contiene también extractos de piña, alcachofa, arandano y grosellero negro, que favorecen el metabolismo del alcohol.

¿Qué alimentos que nos pueden llevar a pasar mejor la resaca?

  • Zumo de tomate: El zumo de tomate es rico en azúcares simples, por lo que ayuda a combatir la hipoglucemia, pero además favorece la hidratación. Además su alto contenido en licopenos hace que tenga también una acción antiinflamatoria.
  • Huevos: Los huevos se caracterizan por ser ricos en vitaminas B2, B6 y b12, las cuales actúan disminuyendo el cansancio y la fatiga, además de contribuir a mejorar el metabolismo del alcohol.
  • Plátanos: Como ya hemos indicado anteriormente, una de las consecuencias de un elevado consumo de alcohol es la deshidratación, lo cual ocasiona también la perdida de potasio, y la disminución de los niveles de este en sangre. El plátano es una fruta muy rica en este mineral, por lo que podemos contribuir al mantenimiento de los nieves normales del mismo.
  • Leche: la leche, como ya sabemos es un alimento muy rico en calcio, el cual es útil para calmar la gastritis que se produce como consecuencia del consumo elevado de alcohol. Además, la leche es rica en el aminoácido cisteína, el cual es muy eficaz en la eliminación de toxinas del organismo.
  • Zumo de naranja: Debido a la deshidratación, cuanto más líquido bebamos mejor, por lo que el consumo del zumo de naranja nos vendrá fenomenal, pero además, el zumo de naranja recién exprimido es rico en vitamina C y fructosa, los cuales ayudan al hígado a metabolizar mejor el alcohol.
  • Atún: El consumo de un filete de atún, o en su defecto una lata de atún, nos aportará una enzima llamada alfa-cetoglutarato, la cual tiene una acción vasodilatadora, lo que favorece la irrigación de los tejidos, proporciona oxígeno a los mismos y favorece la eliminación de toxinas.

Recordaros que el consumo de alcohol debe de ser moderado, pero si alguna noche de verano nos pasamos esperamos que con estos consejos podáis llevar mejor las molestas resacas.