Saltar al contenido

Consejos nutricionales para adultos mayores

26 agosto, 2014

Los beneficios de una alimentación saludable en personas de mayor edad, representan un incremento en su agudeza mental, resistencia a las enfermedades, además de tiempos de recuperación más cortos, una mejor gestión de los problemas de salud crónicos y altos niveles de energía. Conforme se envejece, una alimentación saludable puede ser pieza fundamental de una actitud positiva y un estado emocional equilibrado. A continuación les compartimos algunos consejos nutricionales para adultos mayores.

  • Vivir durante más tiempo y más fuertes. Con una buena y sana alimentación, los adultos mayores consiguen mantener los músculos, órganos, huesos y otras partes de su cuerpo fuertes en el largo plazo e incluso comer alimentos ricos en vitaminas incrementa la inmunidad y permite combatir las toxinas causantes de las enfermedades.

Consejos nutricionales para adultos mayores

  • Enfocar la mente. Una nutrición adecuada es fundamental para que el cerebro en los adultos mayores funcione apropiadamente. Se sabe que las personas que se alimentan con frutas de colores brillantes, verduras de hoja verde, además de frutos secos y pescado, pueden mejorar su capacidad de concentración y a su ves reducir el riesgo de padecer de la enfermedad de Alzheimer.
  • Sentirse mejor. Las comidas saludables le dan más energía a las personas de la tercera edad, además de que les ayudan a verse y sentirse mejor; esto se traduce en un incremento en su autoestima de tal manera que cuando el cuerpo se siente bien, ellos se sienten más felices por dentro y por fuera.
  • Calorías en mujeres de más de 50 años. Una mujer de más de 50 años requiere de 1.600 calorías al día si no son físicamente activas, mientras que para aquellas mujeres que tienen algo de actividad física su requerimiento calórico es de 1.800 calorías al día y para quienes son bastante activas, las calorías que deben consumir diariamente son 2.000.
  • Calorías en hombres de más de 50 años. Si se trata de hombres físicamente no activos, entonces deben consumir 2.000 calorías; si realizan un poco de actividad entonces deben consumir entre 2.200 a 2.400 calorías y si son muy activos físicamente entonces su consumo diario debe ser de entre 2.400 a 2.800 calorías diarias.