Saltar al contenido

Compites ¿sufres de estrés o ansiedad?

7 noviembre, 2014
Estrés y Ansiedad en Deportistas

Si compites seguramente sufres de estrés y de ansiedad y es que pese a recomendar la actividad física para eliminar estos problemas en muchos casos cuando se es deportista éstos suelen aparecer.

Pero ¿por qué se da el estrés y la ansiedad cuando se compite y cómo puedes entrar a controlarlo?

Sufres de estrés al competir ¿por qué?

Desde que comienzas a competir es que cuando practicas cualquier tipo de deporte comúnmente siempre se genera cierto nivel de estrés o de ansiedad. Las razones para que ello se presenten pueden ser muy variadas pero generalmente se relaciona con las siguientes:

  • La variable de incertidumbre sobre el resultado que se puede tener en la competición. Además también genera estrés o ansiedad el resultado o rendimiento que puedas dar.
  • La mayor parte de deportistas, al momento de enfrentarse a una competición, sienten en mayor o menor medida algo de nerviosismo. Esta sensación de nervios puede darse días previos a la competición o en el momento mismo del encuentro.

El problema no es si sufres de estrés, ansiedad o nervios sino que dejes que ellos se transformen en algo negativo y que afecte de forma directa a tu rendimiento deportivo.

Para evitar  que estas sensaciones afecten negativamente tu rendimiento se aconseja que los elimines por medio de la meditación y la relajación diaria.  De igual forma y así como se entrena el cuerpo debes entrenar tu mente y prepararla con pensamientos positivos, que te generen bienestar y un estado mental adecuado para la competencia.

Existen algunas técnicas de relajación. Por ejemplo:

– Respiración profunda: para lo que es necesario encontrar un lugar tranquilo para sentarse. Una vez hecho esto, inhalar lentamente por la nariz, llevando el aire hasta lo más profundo de los pulmones. Aguantar la respiración durante unos 4 segundos y luego exhalar lentamente. Es recomendable repetir el ejercicio cinco veces.

– Relajación muscular: Se contrae un grupo de músculos y se mantienen tensos durante unos 4 segundos antes de soltar. Hay que repetir el ejercicio cinco veces, seleccionando diferentes grupos musculares.

– Visualización: Para llevar este ejercicio a buen puerto hay que cerrar los ojos e imaginar un lugar tranquilo o un evento agradable del pasado, recordando las hermosas vistas y los sonidos felices. Una vez hecho esto, imaginar el estrés fluyendo lejos de nuestro cuerpo o visualizar el éxito. Las personas que asesoran a jugadores competitivos suelen recomendar que se imaginen completando un pase, realizando un tiro o marcando un gol, una y otra vez. Luego, el día del juego, hay que recordar las imágenes para ayudar a calmar los nervios y aumentar la confianza en uno mismo.

– La atención: Cuidado con los pensamientos negativos. Ya sea en la preparación para una competencia o haciendo frente a una derrota, el deportista debe repetirse a sí mismo: “¡Aprendo de mis errores!” “¡Estoy controlando de mis sentimientos!” “¡Yo puedo ganar hoy, meter este gol o hacer esa canasta!”.