Saltar al contenido

¿Cómo aliviar el dolor de articulaciones en deportistas?

23 noviembre, 2015
dolor articulaciones deportistas

Los problemas en las articulaciones son bastante comunes, sobre todo cuando alcanzamos cierta edad. Pero antes de llegar a la vejez y que enfermedades como la artrosis haga acto de presencia en nuestras articulaciones por capricho de la naturaleza, existen colectivos como los deportistas que sufren las molestias asociadas a las articulaciones de una manera precoz.

La artrosis es una patología degenerativa en la que se produce una pérdida del cartílago, inflamación de la membrana sinovial y una debilitación de los músculos articulares.

Los síntomas de la artrosis son el dolor articular, la rigidez, la inflamación y la limitación de movimiento que tienen su origen en:

  • La artrosis primaria originada por causas desconocidas. Se trata de un dolor localizado en las articulaciones de las manos, hombros, rodillas, caderas…
  • La artrosis secundaria originada por causas como una enfermedad, infecciones o uso excesivo, como es el caso de los deportistas, y que manifiesta los mismos síntomas que la artrosis primaria.

La práctica de cualquier actividad física es saludable para mantener en buen estado el sistema óseo y articular, pero un exceso de la práctica deportiva, un mal entrenamiento o un calentamiento inadecuado puede provocar lesiones en las articulaciones que requieran un tratamiento específico.

¿Cuáles son los síntomas de una lesión articular?

Los síntomas en una lesión de este tipo pueden variar dependiendo de dónde se encuentre la articulación o la gravedad de la lesión. Básicamente, los síntomas de las lesiones articulares se reconocen por dolor, hinchazón, rigidez articular o dificultad para mover la parte afectada.

Si estos síntomas son tan intensos que impiden al deportista moverse con normalidad o practicar deporte de nuevo mientras se padecen, lo mejor es visitar a un especialista que pueda recomendar ciertas indicaciones a seguir como un tratamiento médico y rehabilitación si fuese necesario.

Consejos para prevenir el dolor en las articulciones

La salud articular para los deportistas es tan importante como el propio entrenamiento. Motivo suficiente para prestar atención a estos hábitos que todo deportista o persona que practique algún deporte debe llevar a la práctica si quiere alargar la vida a sus articulaciones.

  • El calentamiento. Fundamental. Si preparamos el cuerpo antes de la práctica de la actividad deportiva estaremos previniendo muchas de las lesiones que podamos sufrir, simplemente invirtiendo un tiempo en estirar los músculos podemos practicar cualquier deporte que conlleve un esfuerzo moderado.
  • La hidratación. Debemos asegurarnos que cada vez que se hace deporte estaremos bien hidratados antes durante y después de la realización de ejercicio. Por esto decimos que debemos de beber sin esperar a tener sed.
  • El entrenamiento. Es importante ser conscientes que no todos tenemos la misma condición física y hay que ser realistas al marcar nuestras metas, siendo conscientes de nuestras limitaciones.
  • La alimentación. La práctica de deporte disminuye nuestro nivel de colágeno lo que hace que nuestros huesos, músculos y articulaciones estén más desprotegidos. Existen ciertos alimentos que nos aportan un extra de vitaminas y propiedades que pueden ayudar a prevenir el dolor articular. Para fortalecer las articulaciones, existen complementos a esta dieta que aporten calcio y vitamina D, conocida  por su papel en la formación y la solidez de los huesos. Es el caso de Ergyóseo, una fórmula original que aporta calcio, vitamina D y otros nutrientes que contribuyen al mantenimiento del capital óseo.

Si aún así existen molestias leves, podemos frenar su deterioro y poner en marcha un plan de acción que nos ayude a alargar la vida a nuestras articulaciones.

Consejos para aliviar el dolor articular

Una dieta bien equilibrada nos proporciona las vitaminas, minerales y nutrientes para mantener el cuerpo y la mente fuerte y saludable. Pero cuando el desgaste es más brusco de lo habitual, como en el caso de deportistas, las articulaciones tienden a resentirse de manera precoz..

Existen una serie de hábitos a tener en cuenta para aliviar el dolor articular y poder convivir con él de la mejor manera posible:

  • Mantener un peso corporal adecuado. La obesidad aumenta considerablemente las posibilidades de sufrir dolencias articulares. Al soportar más peso de lo recomendado, en las articulaciones se produce como resultado un desgaste prematuro y rotura de los músculos, cartílagos y tendones en esa zona.
  • Aplicar calor o frío. El calor es uno de los remedios más eficaces al momento de combatir los dolores en las articulaciones. Podemos aplicar calor con una manta eléctrica para aliviar el dolor y relajar el músculo. Por otra parte el frío es para los casos en que la articulación se encuentre inflamada. No se aconseja el tratamiento anterior de calor.
  • Reducir la actividad física. Es, quizá, lo más difícil para un deportista, pero es absolutamente necesario reducir la intensidad del ejercicio o incluso cesar esta práctica hasta que se recupere la lesión.  Esto no significa pasar a una vida sedentaria porque el problema empeoraría, pero sí se requiere una disminución importante del esfuerzo físico durante la recuperación.
  • Cambia la alimentación. Mientras se sufre una lesión la dieta debe ser más sana que en otros momentos, las grasas y las proteínas de origen animal deben reducirse.
  • Remedios naturales y suplementos deportivos para aliviar lesiones. Puede ser útil iniciar un tratamiento con plantas naturales tales como el Harpagofito o “garra del diablo”. Esta planta ejerce una acción antiinflamatoria y analgésica, ayudando así al proceso de recuperación. Podemos encontrar esta planta en el preparado vegetal de Atrosan Forte, indicado en casos de artrosis y otras enfermedades reumáticas.
  • Dormir. Puede parecer obvio, pero algunas sillas, sofás o colchones donde dormimos o pasamos tiempo pueden ser perjudiciales para las articulaciones. En ocasiones algunas de estas superficies no nos ofrecen un respaldo recto y apropiado y son más perjudiciales de lo que pensamos ya que pasamos muchas horas al día sentados.
  • Evitar sobrecargas. Si cargamos con sobrepeso durante mucho tiempo es muy probable que acabemos padeciendo algún tipo de artrosis, siempre que sea posible evita andar por terreno irregular y no estar de pie excesivas horas sin descansar.
  • Cuidados especiales. Debemos incorporar también medidas como baños tibios, aplicación local de calor y masajes. Los baños en balnearios con aguas mineromedicinales ayudan  reducir el dolor y relajan la musculatura contracturada.
  • Mantener una actitud positiva. La artrosis, a pesar de los inconvenientes que conlleva, permite mantener una vida normal aún con algunas limitaciones.

La única manera de prevenir o aliviar el dolor de las articulaciones en deportistas es mantener un estilo de vida activo. Los ejercicios deben hacerse con moderación y siempre teniendo por seguro que se hace ejercicios de calentamiento de manera correcta, Estos hábitos de vida saludables junto con una dieta rica en  omega-3, potasio, magnesio y fósforo ayudarán a mantener las articulaciones fuertes por más tiempo.

¿Conoces algún otro consejo para reducir las molestias en las lesiones articulares?