Saltar al contenido

Cómo aumentar las defensas de forma natural

5 febrero, 2016

Aumentar las defensas en esta época del año en la que el frío domina las calles y muchos de los lugares que frecuentamos a diario, debería ser una obligación. Cuidando nuestras defensas y las de nuestros seres queridos con alimentos naturales, no sólo evitaremos esos molestos resfriados que nos mantienen días en la cama, sino que, además, nos sentiremos con mucha más vitalidad, y de esta manera, podremos disfrutar de la cara encantadora y agradable del invierno.

¿Por qué nos bajan las defensas?

Antes de deciros cómo podemos aumentar las defensas de nuestro organismo de manera natural, y además, de una forma muy sencilla y rápida, es necesario que comprendamos por qué motivos se resiente nuestro sistema inmunológico y no siempre gozamos de la misma salud.

Son muchos los factores que pueden afectar a nuestra salud negativamente y producir el debilitamiento de nuestros leucocitos, las valientes células que defienden nuestra salud a ultranza, pero hoy nos vamos a centrar sólo en los más importantes.

Causas por las que se debilita nuestro sistema inmunológico

 Exposición al frío

Los cambios bruscos de temperatura son toda una amenaza para nuestras defensas. Lo más recomendable para aislarse del frío es ponerse varias capas ligeras en lugar de una gruesa. Los espacios entre las capas te ayudarán a mantener la temperatura corporal y al mismo tiempo, nos será útil poder quitarnos algunas capas en los lugares que tengan la calefacción elevada.

Mala alimentación

Llevar una buena alimentación es primordial para aumentar las defensas. Y con esto nos referimos a que es importante introducir ciertos alimentos como los arándanos, el ajo, el yogur o la miel a nuestras comidas diarias, además de llevar una dieta equilibrada, por supuesto. Y hablando de Roma, ¿Conoces la miel que ha lanzado la marca Pranarom? Es de origen totalmente natural y especialmente indicada para reforzar nuestro sistema inmunitario.

Falta de ejercicio físico

Todos sabemos que hacer ejercicio provoca grandes beneficios físicos a corto y largo plazo. Sin embargo, debemos matizar que mientras se está realizando la actividad física se produce una leve disminución de las defensas, pero en las siguientes horas, no sólo se recuperan, sino que además se produce un fenómeno llamado “supercompensación” que aumenta las defensas del organismo a niveles superiores a los iniciales.

Dormir poco y mal

No somos conscientes, pero cuando dormimos, en el cuerpo se producen una serie de funciones fisiológicas imprescindibles que favorecen la regeneración celular de todo el cuerpo. Por lo que unas 8 horas de sueño de calidad propician un sistema inmunológico más robusto.

La miel: El remedio natural más dulce.

Sin duda alguna, la miel es un alimento muy completo que debe estar presente en nuestra dieta habitual. Son muchísimas las propiedades beneficiosas que tiene este alimento producido por las abejas; y es que la miel es un antibiótico natural rico en vitamina B6 (encargada de producir anticuerpos), calcio, hierro, magnesio y en diversos componentes antioxidantes que retrasan el envejecimiento, y lo mejor de todo es que su consumo, ¡no produce caries!

Pero evidentemente todo en exceso es malo y en este aspecto, lo único malo es que tiene la miel, es un alto contenido calórico, y te estarás preguntando ¿cómo podemos tomar miel sin excedernos?

Cómo incluir la miel en nuestra dieta para aumentar las defensas

Lo recomendable es tomarse sólo dos o tres cucharadas pequeñas de miel al día. Por ejemplo, podemos mezclarla con el café de la mañana, ya que con esta combinación, nos va a proporcionar mucha energía de forma natural, y acabaremos la jornada laboral mucho más animados. Luego por la tarde, podemos untar un poco de miel en una tostada, y ya para finalizar el día, no hay nada mejor que un vaso de leche endulzado con miel para dormir a pierna suelta.

Como ya hemos visto, la miel es un alimento muy saludable, y sus propiedades pueden ser superiores si el polen elegido es de calidad. Para conseguirlo elige miel de origen natural como la Miel Bio Defensas Naturales Pranarom

¿Conoces algún otro uso para la miel? ¡Cuéntanos tus remedios caseros!