Saltar al contenido

7 consejos saludables para prevenir y tratar afonías y ronqueras

22 abril, 2016

Las personas que emplean la voz para trabajar tienen más propensión a sufrir trastornos de la voz, es decir, principalmente afonía, ronquera y/o fatiga en las cuerdas vocales. No obstante, estas patologías pueden afectar a gran parte de la población, especialmente en primavera, estación en la que los cambios bruscos de temperatura y las alergias pueden favorecer la aparición de estas afecciones.

Screaming boss

Con un diagnóstico adecuado la mayoría de los trastornos de la voz se solucionan, pero es importante adoptar una serie de medidas preventivas, especialmente en estas fechas en las que cuerdas vocales pueden verse afectadas.

Estos son nuestros 7 consejos saludables para prevenir y tratar afonías y ronqueras:

 

1. No gritar o forzar la voz de forma continuada. Hay que tratar de controlar el tono, por eso es recomendable no estar mucho rato en sitios ruidosos.
2. Evitar fumar, ya que el tabaco agrava estas afecciones y, sobre todo, la garganta.
3. Tampoco es recomendable el abuso del alcohol.
4. Tratar las alergias, catarros y problemas digestivos, para evitar que se acaben complicando y presentemos afonía o ronquera.
5. Beber al menos dos litros de agua al día. La hidratación es fundamental para tener unas cuerdas vocales en perfecto estado.
6. Dormir las horas necesarias, pues tener una higiene del sueño correcta impide que estemos fatigados, un estado que también influye en la voz.
7. Puedes recurrir a la homeopatía tanto para la prevención como para el tratamiento. Homeovox de Boiron, es un medicamento homeopático se emplea para la afonía, la ronquera y la fatiga de las cuerdas vocales. No tiene efectos secundarios y se puede compaginar con otros fármacos. También se puede tomar de forma prolongada y no influye en la capacidad de conducción.

Homeobox de Boiron

 

Si lo usamos de forma preventiva se aconseja tomar 2 comprimidos 5 veces al día, mientras que como tratamiento habría que tomar 2 comprimidos cada hora, espaciando las tomas según mejoría. Recordamos que lo pueden tomar tanto niños como adultos.