Saltar al contenido

6 aplicaciones de la homeopatía en los accidentes veraniegos

25 agosto, 2016

Los accidentes veraniegos se producen por diversos motivos, pero muchos de ellos están relacionados con caídas y golpes, ya que en estas fechas se practican actividades que normalmente no se hacen el resto del año. Los niños son los más vulnerables, de hecho uno de cada tres accidentes infantiles se produce durante los meses de verano, según la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap). Lo habitual es que este tipo de accidentes se produzcan con más frecuencia en niños menores de 5 años, personas mayores de 65 años y amas de casa (a partir de 45 años).

“Disponer de recursos para afrontar estos pequeños accidentes domésticos es una buena manera de estar prevenidos en el hogar”

 

A female touching her sunburned shoulder

Las caídas son los principales accidentes que se producen dentro de las casas, seguidas de los golpes y choques con objetos o personas, los aplastamientos, cortes, perforaciones, desgarros y mordeduras, las quemaduras y los contactos eléctricos.

Disponer de recursos para afrontar estos pequeños accidentes domésticos es una buena manera de estar prevenidos en el hogar. La homeopatía es eficaz en estos casos, además de incorporar una serie de ventajas como el hecho de que los medicamentos homeopáticos no tienen efectos secundarios, son fáciles de administrar y se pueden emplear en niños y adultos.

Las aplicaciones de la homeopatía son diversas, estos son algunos ejemplos:

 

Quemaduras.- La homeopatía se emplea en quemaduras de primer grado, originadas por una exposición solar inadecuada o por otro tipo de accidentes domésticos.

Caídas y golpes.- La homeopatía alivia el dolor y la inflamación en el caso de caídas y golpes leves que no impliquen rotura.

Heridas superficiales.- Las pequeñas heridas y cortes superficiales pueden tratarse también con esta terapéutica.

Eritemas alérgicos.- Ocasionados por alguna reacción al polen, el sol u otra clase de alergia.

Protección cutánea.- Para proteger la piel podemos recurrir a Cicaderma un medicamento homeopático de Laboratorios Boiron, que actúa como protector cutáneo, utilizado tradicionalmente para el alivio de la irritación de la piel: pequeñas heridas y cortes superficiales, quemaduras leves y rasguños. Es necesario aplicar la pomada de 1 a 3 veces al día en capa fina, sobre la piel irritada, después de limpiar la zona afectada.