Saltar al contenido

5 Consejos para dormir mejor

27 septiembre, 2014

El cansancio y el mal humor, pueden ser síntomas de que no estamos durmiendo de la mejor forma, gracias a muchos factores que pueden interferir como el caso de las presiones en el trabajo, las responsabilidades en la familia, retos inesperados, problemas económicos, enfermedades, etc. Si es posible que no podamos controlar todos estos factores que interfieren con nuestro sueño, hoy queremos compartir con ustedes 5 consejos para dormir mejor y conciliar el sueño.

consejo para dormir

1. Establecer un horario de sueño

Esto significa que debemos acostarnos y levantarnos a la misma hora todos los días, incluso cuando es fin de semana, durante las vacaciones o en nuestros días libres. Al ser consistentes reforzamos nuestro ciclo del suelo y en consecuencia conseguimos dormir mejor. Sin embargo, si no logramos dormirnos en 15 minutos, lo recomendable es levantarnos y realizar algo relajante.

2. Cuidar lo que comemos y bebemos

En este caso nos referimos a que no hay que irse a la cama con hambre o demasiado llenos, toda vez que el malestar podría mantenernos despiertos toda la noche. Es importante limitar lo que se bebe antes de acostarse para evitar tener que ir al baño muchas veces, esto incluye el alcohol, la cafeína, los refrescos y el agua.

3. Crear una rutina para dormir

Esto significa que debemos hacer las mismas cosas todas las noches para indicarle a nuestro cuerpo que es hora de relajarse. En este caso podríamos tomar una dicha caliente, leer un libro o incluso solamente escuchar música relajante. Estas actividades suelen promover un mejor sueño y facilitar la transición entre la vigilia y la somnolencia.

4. Ponerse cómodo

Debemos asegurarnos de crear un entorno cómodo que sea ideal para dormir, preferentemente un lugar fresco, oscuro y tranquilo. Se puede considerar la instalación de cortinas para oscurecer las habitaciones, tapones en los oídos o el uso de ventiladores.

5. Evitar las siestas durante el día

Tener una siesta larga durante el día puede interferir con nuestro sueño por las noches, por lo que lo más indicado es tomar siestas de entre 10 a 30 minutos como máximo y de preferencia a medio día.