Añadiendo al carrito...

Seguir comprando
Finalizar compra
> Mostrar Filtros

Thealoz

Thealoz:

La amplia experiencia en el área de la oftalmología ha hecho posible a Laboratorios Thea, la creación de varias gamas de productos para el tratamiento de las diferentes patologías oftálmicas, ya que desde el siglo XIX, la empresa y la tradición familiar, de la cual proviene el linaje de sus fundadores, se ha dedicado al cuidado de la vista. Sin embargo, fue hasta el año 1995, cuando varios de estos profesionales, atendiendo a su vocación de servicio y la búsqueda de mejores soluciones para los médicos oftalmólogos y sus pacientes, decidieron poner en marcha este proyecto, que hoy en día es una gran empresa dedicada a la investigación, desarrollo, fabricación y comercialización de fármacos, utensilios, artículos de cuidado y otros productos, que facilitan la labor del médico y mejoran la calidad de vida del paciente. Entre estos, se destacan los pertenecientes a su marca registrada Thealoz, una línea de fármacos para el cuidado ocular que comprende a Thealoz Duo, Thealoz Duo Gel y Thealoz original.
Thealoz original es formulado a base de Trehalosa, sustancia proveniente de varias plantas cuyo hábitat en regiones de fuerte sequedad, les ha hecho desarrollar mecanismos de absorción y retención de humedad. Es una solución estéril, acuosa, isotónica y sin fosfatos ni conservantes, con pH neutro y, tiene propiedades hidratantes y antioxidantes.
Thealoz Duo, se indica en casos de molestia, picor, escozor o irritación del ojo, que puedan ser causados por exposición a factores externos como la acción del viento, aire acondicionado, humo, condiciones climáticas extremas de calor o frio, viajes en avión, polvo y otros contaminantes. Es una solución acuosa estéril, hipotónica, de pH neutro, contiene trehalosa e Hialuronato sódico. Proporciona lubricación, hidratación y protección al ojo.
Thealoz Duo Gel, el producto que complementa esta marca de laboratorios Thea, tiene su acción en el Hialuronato sódico, trehalosa y un carbomero el carbopol 947P, que le hace permanecer en el ojo por más tiempo.