Añadiendo al carrito...

Seguir comprando
Finalizar compra

Ácidos grasos

> Mostrar Filtros
Propuestas Valor
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
  6. ...
  7. 8

ácidos grasos

Los ácidos grasos son de carácter orgánico y se encuentran ubicados en las grasas que usualmente son libres. Estos componentes contienen una cadena que es lineal y a su vez poseen una división que abarca un número par de los átomos de carbono. Los ácidos son de suma relevancia para el beneficio nuestra salud, ya que son capaces de aportar un sinfín de propiedades altamente favorecedoras que se relacionan con el consumo de grasas para el buen funcionamiento del organismo. Dentro de alimentación es indispensable incluir estos ácidos, ya que proporcionan energía vital para el cuerpo, del mismo modo cumplen la función de absorber las vitaminas. En esta categoría existen varios productos de ácidos grasos que están capacitados para el control de tu salud dependiendo de la enfermedad que padezcas. Estos ácidos se distribuyen en diferentes clases, siendo cada una de ellas imprescindibles en nuestro día a día gracias a las ventajas que ofrecen. Los ácidos grasos saturados son aquellos que provienen de las grasas de los animales, estos suelen ser más sólidos si se mantienen en una temperatura ambiente. Esta clase de componentes es necesaria ya que crean las membranas de las células como del mismo modo garantizan el desarrollo de energía en el cuerpo. Los ácidos saturados brindan la creación de proteínas que soportan el mantenimiento del organismo. Estos se pueden hallar en diversos alimentos como el queso, la carne y la mantequilla. Otra clase de ácidos que es importante destacar son los monoinsaturados, aquellos que se originan a partir de las grasas vegetales. Estos en temperatura ambiente se presentan de una forma líquida y contienen mayor cantidad de elementos a diferencia de los ácidos insaturados. También pueden ayudar a mantener la estructura de las membranas dentro del sistema nervioso. Estos medicamentos de ácidos grasos son capaces de proporcionar diferentes tratamientos y soluciones dependiendo de la enfermedad que padezca el paciente. Sus usos varían de muchas formas y siempre aportan buenos resultados al incluirse diariamente. Estos componentes se caracterizan por prevenir o combatir las patologías relacionadas con el área cardiovascular, ya que evita los infartos, disminuye el colesterol o la presión arterial y altera la aterosclerosis. Con la inclusión de estos fármacos las personas que suelen sufrir de alteraciones en el ritmo cardíaco pueden obtener ayuda mediante la agrupación de los ácidos grasos. Los productos suelen recomendarse para el tratamiento de la artritis reumatoide, la diabetes, el lupus y la enfermedad de Crohn.

Belén Julve

Técnica en Farmacia.
Especialista en Medicina Natural.