Añadiendo al carrito...

Seguir comprando
Finalizar compra

Zinc Quelado

Farmacéuticos profesionales.
Asesoramiento especializado.
Amplio catálogo al mejor precio.
> Mostrar Filtros

Zinc Quelado

El zinc es uno de los compuestos químicos más conocidos a lo largo de la historia. Esto se debe a que se encuentra presente en el organismo de los seres humanos y de los animales, ya que actúa en el procedimiento de sintetización de ciertas proteínas. Sin embargo, ¿qué hay acerca del zinc quelado? El zinc quelado, a diferencia del zinc que popularmente conocemos, tiene una base de origen orgánico completamente diferente. Si bien es incorporado a ciertos complementos alimenticios, este elemento no es elaborado naturalmente por nuestro cuerpo. Algunas de las propiedades del zinc quelado que podemos destacar son: su alto poder en la absorción de nutrientes, ya que, tal como en el caso del zinc, este mineral intervenido es capaz de permitir que los alimentos que las personas consuman puedan ser sintetizados adecuadamente y, así, las proteínas, nutrientes y demás minerales sean separados sin problemas para su correcto aprovechamiento. Es importante destacar que el zinc quelado también tiene un alto poder en lo que a cicatrización de las heridas se refiere. Su acción permite que la piel se regenere rápidamente, lo que hace posible que los cortes superficiales no queden abiertos por demasiado tiempo en cualquier área de nuestro cuerpo. A su vez, el zinc quelado es útil para mejorar los problemas que afectan al cuero cabelludo y cabello en general. Este mineral es realmente útil para evitar la alopecia, un problema que popularmente afecta a los hombres pero también puede darse en mujeres. La alopecia genera el debilitamiento de las hebras capilares, haciendo que el cabello se caiga progresivamente y, por ende, deja sobre el cuero cabelludo espacios sin este. Además, el zinc quelado evita que la caspa pueda hacerse presente en el cabello de aquellas personas que consuman adecuadamente este tipo de complementos nutricionales. Como en la mayoría de los casos, algunos organismos pueden presentar déficit de zinc quelado, motivo por el que resulta necesario iniciar tratamientos que eleven el nivel de este mineral presente en el cuerpo de dichos pacientes. Algunos de los síntomas que puedes percibir a la hora de identificar la deficiencia de este tipo de zinc son: problemas de crecimiento, sensaciones extrañas a nivel del paladar o del olfato, problemas con la llegada de la pubertad e incluso deformaciones a nivel muscular. Para evitar que cualquiera de los síntomas anteriormente mencionados pueda hacerse presentes en el organismo de los pacientes, se recomienda el consumo adecuado del zinc quelado, el cual deberá ser vigilado por un médico especialista.

Belén Julve

Técnica en Farmacia.
Especialista en Medicina Natural.