Añadiendo al carrito...

Seguir comprando
Finalizar compra

Aceite Esencial Lavanda

> Mostrar Filtros
Propuestas Valor

Aceite Esencial Lavanda

El aceite esencial lavanda es una esencia que tiene gran uso en los procesos de aromaterapia, tiene una capacidad de potenciar el efecto de los demás aceites y es considerada una de las pocas esencias que puede utilizarse sin ser diluida en otras. Se caracteriza por poseer un aroma calmante que ayuda al proceso de relajación del cuerpo. La lavanda, por otra parte, es una planta medicinal la cual cuenta con diversas propiedades para la salud y, al igual que el aceite, se utiliza para aliviar jaquecas en forma de infusiones. Este té puede ayudar a aliviar dolores digestivos así como mejorar problemas de insomnio, que también pueden ocasionar tensiones nerviosas y ataques de estrés. Esta infusión ayuda notablemente a mejorar estos síntomas sin necesidad de ingerir otras sustancias químicas. Aún cuando su uso como planta medicinal es de carácter benéfico para algunas dolencias, es a través del aceite esencial de lavanda que se intensifican más las ventajas de esta. Puede aplicarse a nivel de la piel para mejorar o curar picaduras o quemaduras solares. Su efecto como generador de sueño también es una de las funciones que lo caracteriza notablemente, ya que previene bajas en las defensas debido a los efectos del insomnio. Asimismo, se puede aplicar para la realización de masajes relajantes que ayudan a eliminar el estrés ocasionado por exceso de trabajo, enfermedades musculares o preocupaciones varias, así como eliminar las dolencias por problemas de migraña. Sus diversos efectos sobre la salud han creado gran popularidad en la utilización de esta fusión, destacando por su uso como regenerador celular, sedante, analgésico y antiséptico. Ayuda a aliviar los síntomas gripales y previene en caso de quemaduras la aparición de ampollas que se produce a raíz del problema. También, funciona como desinfectante de heridas que podrían provocar mayores dolencias o llegar a contraer bacterias. Por su alta capacidad a la hora de ofrecer un método de relajación, el aceite esencial de lavanda es recomendado como antiinflamatorio, ya que provoca una sensación de calma en los tejidos que se encuentran agobiados y en enfermedades como la artritis. Ayuda a relajar las dolencias ocasionadas por la menstruación en mujeres que presentan grandes dolencias durante el periodo. Proporciona mejorías en las articulaciones, mejora los problemas respiratorios y circulatorios provocando la activación de las defensas de manera positiva, su aplicación es directamente en el pecho, frotando suavemente para aliviar los malestares a nivel respiratorio.

Belén Julve

Técnica en Farmacia.
Especialista en Medicina Natural.