Saltar al contenido

Este invierno, protégete del frío y los resfriados

5 octubre, 2015
prevenir resfriados

Querido resfriado, este año no me pillas. Con la llegada del otoño comienzan a bajar las temperaturas y es el pistoletazo de salida a la temporada de constipados, resfriados o catarros. Pero, ¿por qué nos resfriamos más en el invierno?

Lo más probable es que sea un problema de aireación. En las épocas frías del año, la ventilación de los espacios cerrados no es tan habitual por evitar que se pierda el calor en el interior. De hecho, los casos de gripe y catarros aumentan a principios de otoño y después de las navidades que es justo cuando los alumnos vuelven a las aulas.

Otro motivo por el que nos resfriamos más de cara al invierno es porque la radiación ultravioleta destruye los rinovirus, que son los responsables de casi la mitad de los resfriados, y durante el periodo invernal el número de horas de sol es mucho menos. Esta circunstancia aumenta las posibilidades de que estos rinovirus escapen de los rayos uva y floten en el ambiente.

¿Cómo nos resfriamos?

Mocos, estornudos, tos y fiebre, los cuatro ingredientes de cualquier constipado común que llegan con la bajada de temperaturas durante esta época del año. Aunque, ¿sabías que el frío por sí mismo no produce resfriados o gripes? No los provoca, pero sí facilita su aparición ya que la principal ruta de entrada de las enfermedades respiratorias durante el invierno son las vías respiratorias a través de los mocos. Los mocos y cilios cubren las partículas que respiramos, como el polvo y los gérmenes, y hacen que las acabemos expulsando del cuerpo. Pero con el frío, el mecanismo de defensa en el sistema mucociliar se ralentiza y el flujo de la sangre disminuye contribuyendo a disminuir el número de células del sistema inmune.

Una vez que los gérmenes entran en nuestro cuerpo comienza la incubación del virus y asoman los primeros síntomas que duran de dos a siete días, con irritación y sequedad de la mucosa, ardor de garganta, escozor en la nariz, dolor de cabeza. Entonces es cuando puede aparecer la fiebre, secreciones nasales y de la faringe y tos.

Un buen catarro puede hacer que pasemos días en casa, para evitar frenar nuestra rutina podemos prevenirnos ante el contagio de una de estas enfermedades respiratorias que acompañan la entrada del frío y la humedad.

Consejos para prevenir los resfriados

Desafortunadamente no hay nada que asegure la prevención total ante un constipado, pero mantener nuestro sistema inmunitario fuerte es la mejor defensa que podemos crear ante estos virus.

Prevenir es mejor que curar, una célebre frase que tiene toda la razón.  Y ¿cómo podemos prevenirnos de conger un buen resfriado? Existen medicamentos homeopáticos especialmente indicados para ayudarnos con nuestro plan de prevención del constipado. Oscillococcinum se utiliza tradicionalmente tanto en el tratamiento sintomático como durante el periodo de exposición a estas enfermedades respiratorias.

Para prevenir un resfriado, se debe evitar el contacto con el virus. Durante el invierno es difícil llevar esto acabo ya que pasamos más tiempo en espacios cerrados y los rinovirus se propagan a través del aire de una persona a otra mediante tos o estornudos.

Además, el virus también se puede adherir a los objetos. Cuando otras personas  nos tocan, el patógeno puede pasar de las manos a la boca o la nariz.

¿Cómo se contagia el virus del constipado?

  • Cuando estrechamos la mano al saludar.
  • Mientras viajamos en transporte público. Las barras de seguridad en el autobús o en el metro son un foco de virus
  • Al tocar el pomo de una puerta en un lugar público.
  • Cuando utilizamos los aseos de un baño público.

Para evitar un resfriado es fundamental aumentar el nivel de higiene personal durante los meses de invierno, especialmente el lavado de manos. Sobre todo, si se ha estado en un lugar público, pero además podemos adquirir unos hábitos que hará a  nuestro cuerpo más inaccesible a estos virus:

  • El pañuelo es tu mejor amigo. Cubre la nariz y la boca para cortar la entrada de gérmenes.
  • Viste ropa que evite la pérdida de calor. Suéteres y calcetines de lana y varias capas de ropa.
  • Utiliza ropa resistente al viento y la humedad. Presta especial atención a la cabeza, ¿sabes que el 80% del calor corporal se pierde por la cabeza? Si mantenemos la cabeza y los pies calientes existen menos posibilidades de que nos enfriemos durante el frío y la humedad del inviernos. Los gorros de lana, los sombreros y las bufandas nos ayudarán a mantenernos calentitos y los zapatos resistentes al agua y los guantes evitan el contacto directo con el frío.
  • Trata de mantenerse seco. La ropa mojada enfría el cuerpo rápidamente.
  • Bebe mucha agua para mantenerte hidratado y ayudar a deshacer la mucosidad y facilita el esputo.
  • Usa un vaporizador y evitar fumar o cualquier tipo de humo.
  • Lavate con mucha más frecuencia las manos y los dientes.
  • Come alimentos con antioxidantes, vitaminas, minerales y otros nutrientes que ayudan a reparar las células dañadas en el cuerpo.

El mejor plan de prevención contra constipados, catarros, resfriados y gripes es un buen sistema inmune. Es inevitable que nuestro cuerpo genere toxinas que acaban por acumularse en nuestro organismo y aunque éste dispone de sistemas para eliminarlas, en ocasiones estas vías pueden estar sobrecargadas y necesitan de una ayuda. Un tratamiento que favorezca el drenaje y la detoxificación como el tratamiento Pack Terapia Detoxificación Heel activa el drenaje linfático, actúa a nivel digestivo evitando el estreñimiento y favoreciendo la eliminación de líquidos.

Cuando nuestro cuerpo tiene una sobrecarga de toxinas aparecen dolencias menores como alergias, dolor de cabeza, fatiga, asma, problemas digestivos, o enfermedades respiratorias como los catarros, resfriados o constipados que si no se tiene en cuenta pueden hacer que nuestro se vuelva más vulnerable a ellas. Por todo ello, la terapia de drenaje y detoxificación supone un pilar muy importante en el mantenimiento y mejora de la salud del organismo.

¿Cuáles son tus trucos para plantarle cara al resfriado?